Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hacienda confirma que estudia bajar Sociedades al 23% a las micropymes leer

La flora exótica introducida en las Islas pone en peligro muchos endemismos locales

El doctor Arnoldo Santos, del Jardín de Aclimatación del Valle de La Orotava, advierte de los grandes atentados que ocasionan especies como el Pennisetum Setaceum.

EFE, S/C de Tenerife
24/mar/02 22:05 PM
Edición impresa

En el encuentro sobre conservación y restauración de la flora canaria, que tuvo lugar en La Laguna organizado por el Cabildo de Tenerife, se ha advertido nuevamente del peligro de la flora exótica introducida en Canarias, especialmente aquella asilvestrada.

El doctor Arnoldo Santos, del Jardín de Aclimatación del Valle de La Orotava, ha reiterado que muchos endemismos locales canarios se encuentran en peligro, por la invasión de flora perniciosa.

Así, zonas como La Caldera de Taburiente en La Palma, el Macizo de Tamadaba en Gran Canaria o el Barranco de Masca en Tenerife, donde existen plantas exclusivas de esa zona, están siendo invadidas por el Rabo de Gato, Pennisetum setaceum, que puede poner en peligro de extinción especies de alto valor y restringida localización.

Al respecto, el abogado José María Garrido habló de la necesidad de que Canarias cuente con una Ley de Biodiversidad, que permita ocuparse de aspectos como el control de introducción de especies exóticas.

En esa línea, efectuó un repaso a la legislación sobre la protección de la flora canaria, en la que puso de relieve que en muchas ocasiones no es tanto un problema de normas, como de su aplicación real.

Catálogo de hongos

Por su parte, la catedrática de Botánica de la Universidad de La Laguna, Esperanza Beltrán, propuso una primera lista roja de hongos exclusivos de Canarias, que están en situación de amenaza. Se trata fundamentalmente de especies asociadas a plantas endémicas canarias, que a su vez se encuentran en situación precaria.

La profesora destacó la riqueza micológica de los montes canarios y alertó sobre la necesidad de que se promulgue algún tipo de normativa para controlar su recolección.

Si bien las setas no han formado parte de la dieta de los canarios, esta tendencia está cambiando, lo que ocasiona una presión sobre éstas.

Este aspecto fue recogido por el biólogo Antonio Machado, quien habló sobre el Plan Insular de Biodiversidad de Tenerife. En este documento se regula el aprovechamiento sostenible de las especies silvestres.