Vivir
LO ÚLTIMO:
Muere una mujer apuñalada por su pareja en Maracena (Granada) leer

Los enfermos que padecen tuberculosis aumentaron un 73 por ciento en las Islas

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Tuberculosis se señala que la tasa española, con una media de 35 casos por cien mil habitantes, está por encima de la de los países desarrollados.

EL DÍA, S/C de Tenerife
24/mar/02 22:05 PM
Edición impresa

Con motivo de la celebración hoy del Día Mundial de la Tuberculosis, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica recuerda que España, con una media de 35 casos por cada cien mil habitantes, está muy por encima de la media mundial de los países desarrollados y europeos, y sólo por debajo de Grecia y Portugal.

Las tasas de tuberculosis en España, con 15 mil nuevos casos al año, registran durante los últimos años un notable incremento. En Canarias, la cifra de enfermos de tuberculosis ha aumentado un 73 por ciento, hasta situar la incidencia de esta enfermedad infecciosa en 22 casos por cada mil habitantes, por encima de las tasas de países de Europa Occidental, Canadá o Australia, pero por debajo de los valores de la Península.

Lo cierto es que en un solo año, el número de afectados en las Islas por el bacilo de Koch pasó de 216 a 374. Este incremento se declaró con más virulencia en la provincia de Las Palmas, que casi duplicó la cantidad de enfermos, al pasar de 123 a 229, mientras el aumento en la de Santa Cruz de Tenerife fue menor, de 93 a 145 afectados.

Estos datos, contenidos en el último informe del Programa de Control y Prevención de la Tuberculosis que realiza el Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública, evidencian que la enfermedad infecciosa reemerge, pese a que durante un tiempo las autoridades sanitarias creyeron tenerla bajo control y en franca regresión.

No obstante, la incidencia de la enfermedad en Canarias podría estar por encima de las cifras que ofrece la Dirección General de Salud Pública.

En este sentido, algunos estudiosos consideran que la media de casos en la provincia de Santa Cruz de Tenerife ronda la cifra de 30 enfermos por cien mil habitantes y, además, sostienen que el incremento del número de afectados en Canarias se ha producido, en buena medida, por la falta de previsión de los gestores sanitarios hacia la tuberculosis.

Pese a que desde Salud Pública se indica que para la transmisión del bacilo es necesaria la convivencia con el enfermo, los especialistas aseguran que en la mayoría de los casos de parejas o adultos que residen bajo el mismo techo no existe contagio de forma directa.

Los niños, por contra, sí son muy sensibles, y con ellos se hace imprescindibles actuar con rapidez.

Las terapias

Desde la Dirección General de Salud Pública se reconocen las dificultades para el diagnóstico y seguimiento de estos enfermos, generalmente marginados sociales.

Esta condición ya dificulta de por sí el acceso a los servicios sanitarios y es que para un control efectivo de la patología resulta imprescindible que los pacientes cumplan rigurosamente con la medicación que se les prescribe.

Los abandonos, que son frecuentes, están provocando lo que los especialistas denominan resistencia. Desde la creación de una unidad específica ubicada en el Hospital de La Candelaria para el seguimiento del paciente tuberculoso se ha conseguido rebajar sustancialmente los abandonos de las terapias.