Cultura y Espectáculos

Hollywood se funde en NEGRO

Denzel Washington y Halle Bery, que obtuvieron los Oscar al mejor actor y actriz respectivamente, se convirtieron ayer en la primera pareja de raza negra que copa los más importantes premios de interpretación de la Academia, eclipsando así al resto de galardonados.

EFE, Los Ángeles
26/mar/02 19:51 PM
Edición impresa

Los Oscar a los intérpretes negros Denzel Washington y Halle Bery, como mejor actor y actriz, respectivamente, marcaron ayer un hito en la historia de los mayores galardones del cine, al ocurrir por primera vez en sus 74 ediciones.

Esta fue la primera estatuilla para una actriz negra en un papel protagonista y, en el caso de Washington, su trabajo en "Día de entrenamiento" supone la segunda estatuilla en la historia para un actor negro en un papel principal.

"Es algo mucho más personal que todo eso. Mucho hablar de razas pero lo que es, es un premio muy personal", afirmó Washington, quien en su carrera ha aspirado a cinco estatuillas y ya había ganado una como mejor actor secundario por "Glory".

Berry no pudo ser tan precisa en sus declaraciones, aún sobresaltada por la emoción, la alegría y el peso de la estatuilla conseguida gracias a su trabajo por "Monster s Ball".

La victoria de estos actores eclipsó al resto de los ganadores en esta 74 edición de los Oscar, en la que "Una mente maravillosa" se alzó con el premio a la mejor película, mejor director para Ron Howard, mejor actriz secundaria para Jennifer Connelly y mejor guión para Akiva Goldman.

Guerra sucia

La película logró esos cuatro premios principales pese a toda una "guerra sucia" desatada en su contra por un supuesto alejamiento de la realidad en la vida de John Nash, Premio Nobel de Economía.

El mismo número de Oscar recibió la película que tenía el mayor número de candidaturas, "El señor de los anillos" (trece), pero su importancia fue mucho menor, pues sumó los premios a la mejor fotografía, mejor banda sonora, mejor maquillaje y mejores efectos especiales.

El mejor secundario

El Oscar al mejor actor secundario recayó, sorprendentemente, en el británico Jim Broadbent por "Iris", cuando se esperaba que el mago Gandalf en "El señor de los anillos", interpretado por Ian McKellen, se hiciese con ese premio.

Otras dos películas, el musical "Moulin Rouge" y "Black Hawkderribado", ganaron dos Oscar, aunque la primera de ellas no pudo ver a su protagonista, Nicole Kidman, lograr el premio a la mejor interpretación femenina en el año en que su carrera ha explotado definitivamente.

"Moulin Rouge" ganó los premios al mejor vestuario y mejor dirección artística, mientras que "Black Hawk derribado", dirigida por el británico Ridley Scott, se hizo con los Oscar al mejor montaje y al mejor sonido.

"En tierra de nadie" consiguió el primer Oscar para la cinematografía bosnia, superando a la francesa "Amelie" y a la argentina "El hijo de la novia"; y el compositor Randy Newman rompió una racha de 15 intentos para lograr, en su decimosexta candidatura, el Oscar a la mejor canción por "Monstruos S.A." "Shrek", por su parte, consiguió el primer Oscar a un filme de animación.

Cena con diamantes

La velada también quedó dominada por el resplandor, no sólo de las estrellas, sino de sus joyas, donde dominaron los diamantes como los lucidos por Nicole Kidman, en un collar valorado en cuatro millones de dólares.

Su brillo se vio superado por el collar de la mexicana Laura Helena Harring, con un diamante llamado "archiduque Joseph" de 77 quilates y valorado en 25 millones de dólares.

"En total 27 millones de dólares si contamos las sandalias", coqueteó protagonista de "Mulholland Drive", enseñando un calzado elaborado enteramente con diamantes.

Los acontecimientos del pasado septiembre no lograron ensombrecer la ceremonia, aunque se dejaron sentir varias alusiones como las de Whoopi Goldberg, la "más rígida de las caras presentes en la sala"