Nacional

La Guardia Civil desarticula dos comandos de ETA en Guipúzcoa

En la operación, llevada a cabo en San Sebastián y otras dos localidades de la provincia, fueron detenidas diez personas, siete hombres y tres mujeres, entre las que se podrían hallar los autores de los asesinatos del concejal socialista de Orio Juan Priede y de los dos ertzainas de Beasain.

AGENCIAS, San Sebastián
26/mar/02 22:07 PM
Edición impresa

Los agentes también intervinieron en una lonja cien kilos de explosivo y una bomba-lapa ya preparada.

También se incautaron de un ordenador y distinta documentación sobre objetivos, que será analizada en las próximas fechas. Dentro del auténtico arsenal de muerte hallado en un local de Billabona propiedad de uno de los detenidos, Emilio Salaberría Etxebeste, había media docena de cajas con sustancias explosivas (cloratita, dinamita titadine y azufre), dos pistolas, un subfusil, una escopeta, un fusil de asalto y un lanzagranadas.

El ministro del Interior, Mariano Rajoy, destacó el hecho de que tres de los detenidos estén relacionados con el llamado entorno de la banda terrorista. A su juicio, "estamos ante lo que es exactamente lo mismo: ETA y Batasuna".

Las cinco primeras detenciones se realizaron de forma simultánea a las 05:00 de la madrugada de ayer, cuando varias patrullas de la Guardia Civil entraron en tres viviendas. En Billabona, donde fue detenido Salaberría, de 51 años, los agentes tardaron más de cinco horas en registrar su casa, al hallar dentro del garaje un verdadero almacén de armas y explosivos. Incluso había una bomba-lapa "preparada y lista para usarse al minuto siguiente", según confirmó el propio Rajoy.

En la localidad de Ibarra fueron localizados Aramendi, a quien se intervino una pistola, e Ijurco, de 20 años. Finalmente, en San Sebastián, los agentes arrestaron a los hermanos Aritz e Iñigo Sáez Insausti. Estos cinco detenidos integrarían uno de los comandos que ETA mantiene operativos en Guipúzcoa, compuesto por miembros legales -no fichados por la Policía-, aunque no se han ofrecido datos sobre los atentados en los que pudieran haber participado.

La operación tuvo su continuación sobre las 14:30 horas cuando eran detenidas otras cinco personas -tres hombres y dos mujeres- en el barrio donostiarra de Egia y en la calle Ametsagaina. Según miembros de la investigación, tres de ellos iban armados con pistolas, pero no opusieron resistencia. Aunque de forma oficial no se ha facilitado la identidad de los presuntos etarras capturados, algunas fuentes apuntaron los nombres de Olatz Larrañaga y Joseba Iturbe, de los que se desconocen más datos. Respecto a la posibilidad de que entre estos últimos sospechosos se encuentren los autores de los asesinatos del edil socialista fallecido el jueves en Orio, así como de los miembros de la Ertzaintza tiroteados el 23 de noviembre en Beasain, el ministro dijo que no podía confirmar esa hipótesis, "pero tampoco afirmar lo contrario".