Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Sofocado el incendio en el garaje de un edificio de viviendas en Arona leer
EL COMPLEJO RURAL Y TURÍSTICO DE LA FINCA BOQUÍN, QUE COMPRENDE UNA SUPERFICIE DE 174.573 METROS CUADRADOS, ALBERGARÁ LAS CASAS DE LA MIEL, EL VINO, SEDA Y ARTESANÍA, COCHINILLA, AZÚCAR Y TABACO. LA ZONA DESTACA POR LA DIVERSIDAD DE ECOSISTEMAS Y SUS VALORES ETNOGRÁFICO E HISTÓRICO.

El Cabildo promueve en Icod de los Vinos el primer museo agrícola de Tenerife


EL DÍA, Icod de los Vinos
27/mar/02 18:23 PM
Edición impresa

EL DÍA, Icod de los Vinos

El Cabildo de Tenerife promueve la construcción del primer museo agrícola de la Isla en la finca de Boquín de Icod de los Vinos, cuya presentación tuvo lugar ayer sobre el terreno por el vicepresidente y consejero de Agricultura y Aguas, Alonso Arroyo. Esta infraestructura de gran valor etnográfico, documental y paisajístico estará abierta al público a mediados de 2004. El complejo rural y turístico albergará las casas de la miel, el vino, seda y artesanía, cochinilla, azúcar y tabaco. Implicará un recorrido histórico de los diferentes sistemas productivos e ingenios que ha habido en Tenerife desde prácticamente la Conquista hasta nuestros días, a lo largo de todo su trayecto desde las inmediaciones del Parque del Drago hasta el núcleo central de la finca.

El Cabildo de Tenerife adquirió la finca Boquín en 1996 con la finalidad de crear un museo agrícola que permita promover la cultura tradicional. Desde esta fecha se han acometido numerosas actuaciones encaminadas al mantenimiento y conservación del entorno y sus edificaciones, como el uso agrícola existente en la misma, según puso de manifiesto Alonso Arroyo.

La finca ocupa una superficie de 174.573 metros cuadrados y alberga varias casas de arquitectura tradicional canaria, que se encuentran en proceso de rehabilitación para destinarlas a usos complementarios del museo. El público que decida visitar estas instalaciones tendrá la oportunidad de conocer los cultivos, métodos de extracción y elaboración tradicional de productos como la seda, la papa, el vino, la miel, el tabaco y el azúcar. Todo ello dentro de una estrategia de desarrollo coherente y continuada para reportar un importante valor añadido a los recursos de la zona y crear nuevos atractivos turísticos, revalorizando el patrimonio rural.

Arroyo explicó que "los agricultores de la Isla son, en definitiva, los que han modelado y mantenido el paisaje rural, que es utilizado como un recurso más a la hora de promocionar los atractivos de esta tierra. Este enclave es idóneo por su situación geográfica y por la diversidad de sus ecosistemas y potenciales etnográfico e histórico. El visitante podrá estar en contacto directo con las costumbres y patrimonio cultural; con la artesanía, gastronomía y todo lo que ofrece el museo en sí".

Habilitación y ordenación

Desde 1997 se han efectuado tareas de habilitación y ordenación a través de varios convenios concertados entre el Cabildo y el Instituto Canario de Formación y Empleo (Icfem). El plan de actuación no contempla la construcción de nuevas edificaciones sino la rehabilitación y conservación de las existentes. Igualmente, prevé el uso de las mismas en atención a sus características arquitectónicas.

EL COMPLEJO RURAL Y TURÍSTICO DE LA FINCA BOQUÍN, QUE COMPRENDE UNA SUPERFICIE DE 174.573 METROS CUADRADOS, ALBERGARÁ LAS CASAS DE LA MIEL, EL VINO, SEDA Y ARTESANÍA, COCHINILLA, AZÚCAR Y TABACO. LA ZONA DESTACA POR LA DIVERSIDAD DE ECOSISTEMAS Y SUS VALORES ETNOGRÁFICO E HISTÓRICO.