Canarias

Las Islas no capitalinas fijarán sus plazas turísticas de "sol y playa"

Los Cabildos de La Palma, La Gomera y El Hierro fijarán en sus planes territoriales especiales su capacidad alojativa. Los hoteles en el litoral, siempre que se ajusten a la moratoria, podrán superar las 200 plazas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
27/mar/02 16:26 PM
Edición impresa

Los Cabildos de La Palma, La Gomera y El Hierro fijarán mediante sus planes insulares o, en su caso, los planes territoriales especiales (PTE) los límites a la capacidad alojativa en las zonas turísticas convencionales, que se suelen denominar de "sol y playa".

Asimismo, estas Islas podrán disponer de un desarrollo turístico extra en zonas rústicas, agrarias o de protección paisajística, que en las otras está terminantemente prohibido por la Ley de Ordenación del Territorio de Canarias.

El proyecto de Ley sobre medidas de ordenación territorial de la actividad turística en las Islas de La Palma, La Gomera y El Hierro, que aprobó el lunes pasado el Gobierno Canario, fija un límite de camas alojativas (hasta las 200 plazas) para los establecimientos ubicados en suelo rústico, pero no para los localizados en los núcleos de turismo convencional.

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, se mostró ayer, en declaraciones a EL DÍA, "totalmente de acuerdo" con el desarrollo turístico específico fijado por el Ejecutivo Autónomo para el suelo rústico.

Indicó que desde su Isla se había abogado por reducir la capacidad alojativa, que en principio se ampliaba hasta las 400 plazas.

Consolidar el litoral

En su Plan Territorial Especial, que prevé esté aprobado en el mes de abril, se apuesta por la consolidación de las zonas de Playa Santiago y de Valle Gran Rey como oferta turística de sol y playa, ajustándose a las instalaciones hoteleras que estipula la Ley de Medidas Urgentes, más conocida como moratoria turística.

Por su parte, el presidente de El Hierro, Tomás Padrón, subrayó que es una oportunidad para aprovechar el potencial turístico del paisaje y de eliminar cortapisas al turismo rural. La Isla prevé un crecimiento de 2.500 camas para un plazo de 12 años.

Juan de la Barreda, presidente accidental del Cabildo de La Palma, calificó de "traje a medida de las Islas" el proyecto de ley del Gobierno, aunque se haya rechazado la enmienda presentada por la corporación palmera de llegar hasta las 400 plazas.