Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dolores Delgado cancela su agenda de esta tarde en Zaragoza leer
EL INFORME DEFINITIVO REALIZADO POR EL DEPARTAMENTO DE PARASITOLOGÍA DE LA FACULTAD DE FARMACIA APUNTA A DOS DEPÓSITOS DE AGUA Y A UN SOLAR UBICADO EN LA ZONA SUR COMO RESPONSABLES DE LA PROLIFERACIÓN DE INSECTOS QUE DENUNCIABAN LOS VECINOS.

La Universidad encuentra tres focos de mosquitos en el barrio de Chamberí


EL DÍA, S/C de Tenerife
27/mar/02 22:09 PM
Edición impresa

Después de varios meses de polémica, el Departamento de Parasitología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de La Laguna (ULL) ha encontrado tres posibles focos de mosquitos en el barrio de Chamberí, que serían los responsables de la proliferación de estos insectos en la zona.

En un informe que ha sido remitido al área de Medio Ambiente del Ayuntamiento los investigadores apuntan, entre otros, a dos depósitos de agua, pertenecientes a Balsas de Tenerife (Balten, organismo dependiente del Cabildo de Tenerife) y al tren de lavado de Titsa.

Además, se han hallado larvas de Culex pipiens (la especie de estos insectos) en un solar ubicado en la zona Sur de Chamberí, precisamente la parte del barrio más afectada.

Los investigadores advierten también sobre la posibilidad de que proliferen larvas en las instalaciones de una chatarrería del barrio (por la acumulación de bidones, neumáticos y llantas) e, incluso, en los depósitos de agua de algunas casas durante la época de lluvias.

Al menos en el caso de Titsa y de Balten ya se han tomado las medidas, utilizando un insecticida que ha dado buenos resultados cuando fue aplicado también este último organismo hace algunas semanas.

Precauciones

Además de en estas instalaciones, se llevó a cabo una inspección en el resto de empresas de la zona que cuentan con depósitos de agua, como la refinería, la depuradora, una fábrica de lácteos y otra de colchones, sin que se haya encontrado rastro alguno de mosquitos.

Entre otras medidas, los expertos de la ULL recomiendan limpiar los canales de tejados y zonas donde se acumula el agua con facilidad, limpiar los charcos, eliminar latas y bidones, aplicar cloro a las piscinas y mantener controlada la vegetación de los solares, recortándola para que no crezca de forma descontrolada o fumigándola cuando el clima pueda ser favorable a la proliferación de insectos.

EL INFORME DEFINITIVO REALIZADO POR EL DEPARTAMENTO DE PARASITOLOGÍA DE LA FACULTAD DE FARMACIA APUNTA A DOS DEPÓSITOS DE AGUA Y A UN SOLAR UBICADO EN LA ZONA SUR COMO RESPONSABLES DE LA PROLIFERACIÓN DE INSECTOS QUE DENUNCIABAN LOS VECINOS.