Dinero y Trabajo

Canarias recibe más de 300 toneladas de papas de Israel con "etiquetado confuso"

La COAG denuncia que estos productos "no definen de forma clara su origen", por lo que muchos consumidores las compran creyendo que son del país. Y además recuerda los posibles riesgos fitosanitarios que pueden correr las Islas al importar cultivos de Oriente Medio.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Las Palmas
28/mar/02 22:09 PM
Edición impresa

Más de 300 toneladas de papas procedentes de Israel se encuentran en estos momentos en los mercados de las Islas y confunden a los consumidores, que en ocasiones las compran creyendo que proceden del campo canario debido a que "su etiquetado es confuso y su origen no queda claro".

Así lo aseguró ayer el presidente de la Coordinadora de Organización de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Canarias, Rafael Hernández, quien alertó de los riesgos fitosanitarios que estas papas conllevan para el campo canario, ya que numerosos cultivos de Oriente Medio se encuentran afectados por la enfermedad denominada "podredumbre parda de la papa", conocida con el nombre científico de speudomonas solanacearum.

Las papas procedentes de Israel llegaron hace tres semanas al Archipiélago de forma legal y se comercializan en los establecimientos de las Islas a un precio superior a las de origen canario, lo que invita a la confusión, de forma que los consumidores creen que se trata de papas del país, que suelen ser más caras que las procedentes de otros lugares, en su mayoría de la Península, aseguró Hernández.

A esto se suma el hecho, puntualizó el presidente de la COAG, que la empresa importadora de dichos productos, es canaria, tal como aparece en el etiquetado, con lo que se consigue "confundir a los compradores". Rafael Hernández recomendó llevar a cabo una lectura concisa de la etiqueta para comprobar la procedencia exacta de la papa que se adquiere.

Por otro lado, aludió a que en los mercados canarios se encuentran también papas procedentes de otros países, como es el caso de Gran Bretaña.

Sanción de la Consejería

En este sentido, afirmó que algunas de estas papas se comercializan incluso sin etiquetar, una práctica que está considerada ilegal y que ha motivado que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación haya iniciado un expediente de sanción con el fin de hacer cumplir la legalidad.

Hernández destacó la importancia que la papa tiene para el campo y la economía de Canarias, pues supone el tercer cultivo de las Islas y el sector factura unos 42,07 millones de euros anuales (7 mil millones de pesetas).

Asimismo, apuntó que unas 10 mil familias viven en el Archipiélago de la producción de papas, que asciende a 90 millones de kilos al año y ocupa una superficie de 8 mil hectáreas.

Los canarios son los españoles que más papas consumen, con una media de 44 kilos por habitante al año.

Menos superficie de cultivo

Sin embargo, la superficie de cultivo de papas ha descendido en los últimos años, pasando de las 8.075 hectáreas existentes en 1996 a 6.005 hectáreas registradas en el año 2000.

Muchos agricultores han pasado incluso a cultivar variedades tempranas, con el fin de llegar antes a los mercados y poder competir con las que llegan de fuera, aseguró Hernández.

El presidente de la COAG insistió en el peligro que supondría la entrada en Canarias de la "podredumbre parda de la papa", que "es la peor enfermedad posible" que puede afectar al cultivo, ya que obliga al campo infectado a estar inactivo durante un período de, al menos, cinco años. Hernández pidió a los consumidores que deseen comprar papas canarias que observen con atención el etiquetado de dichos productos para descartar que adquieren otras procedentes de fuera del Archipiélago.