Dinero y Trabajo

La construcción es el sector productivo que más creció en el Archipiélago en 2001


EL DÍA, S/C de Tenerife
30/mar/02 22:11 PM
Edición impresa

"La construcción se configura como el sector productivo de mayor crecimiento en el Archipiélago en 2001, si bien mantiene un ritmo más moderado que en 2000".

Así lo han avanzado fuentes de la Consejería de Economía, Hacienda y Comercio, que matizaron que, no obstante, "la alta tasa real del incremento de su valor añadido bruto, derivada de la fuerte evolución de las obras civiles, se situará previsiblemente por debajo de la estimada para el año 2002 una vez cerrada al mes de diciembre la información estadística de aquellas variables que intervienen en el cálculo de crecimiento del sector".

El análisis de los indicadores más significativos pone de relieve, en primer lugar, que el incremento acumulado al mes de octubre del consumo de cemento se sitúa casi 8 puntos por debajo del registrado durante idéntico intervalo del año precedente (5,2% frente al 13%).

Buenas perspectivas

Las ventas de cemento, con todo, han caído y su tasa de variación acumulada ha pasado del 9,3% al -4%. La pérdida de dinamismo de la actividad constructora se acusa en el subsector residencial a la vista de que las viviendas iniciadas han profundizado, aún más, en la senda negativa de crecimiento, al evolucionar desde el -2,5% a septiembre de 2000 al -9,7% de igual período de 2001.

De otra parte, se estima que esta tónica se mantendrá en 2002 dado el negativo comportamiento de las viviendas proyectadas, cuya tasa pasó del 6,3% del tercer trimestre de 2000 al -9,8% acumulado hasta septiembre de 2001. La escasez del suelo urbanizable y el incremento del precio de la vivienda nueva - 12,4% - son factores que explican esta contracción. Evolución opuesta ha sido la seguida por la licitación oficial tras el fortísimo repunte que ha supuesto crecer desde una tasa del -63,8% del primer semestre de 2000 a una del +62,9% a igual período de 2001, "lo que compensa, en cierta medida, la menor actividad del subsector residencial".

El volumen licitado ascendió a 206,92 millones de euros (34.429 millones de pesetas), frente a los 127,04 meuros (21.137 millones de pesetas) acumulados a junio de 2000, de los cuales el 53,1% corresponde al capítulo de edificaciones, entre las que destaca el equipamiento social, y el 46,9% a la obra civil.