Hora última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, segunda comunidad con más agresiones de alumnos a profesores leer

Muere a los 95 años Billy Wilder, uno de los grandes directores del siglo XX

Conocido como "el nadie es perfecto" de la comedia "Con faldas y a lo loco", en la que intervinieron Marilyn Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis, este austriaco de cuna falleció en Los Ángeles.

EFE, Los Ángeles (EE.UU)
30/mar/02 22:11 PM
Edición impresa

El director Billy Wilder, que dio a la cinematografía estadounidense algunas de sus mejores comedias y muchos diálogos geniales, como el "nadie es perfecto" de "Some Like it Hot", falleció en Los Angeles a los 95 años.

Venerado como uno de los grandes realizadores del siglo XX, Wilder, pese a su origen austríaco, es autor de algunas de las mejores comedias del cine como "Some Like it Hot" con Marilyn Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis; "Un, dos, tres"; o "Primera plana", y también de excelentes dramas, como "Sunset Boulevard", o "Double Indemnity".

En todos ellos dejó muestras de su ingenio, su inteligente sarcasmo y su humor negro, particularmente a través de rápidos y brillantes diálogos que han pasado para siempre a la historia del cine.

Destaca entre ellos el "nadie es perfecto" con que concluye "Some Like it Hot" ("Con faldas y a lo loco"), considerada por el Instituto del Cine Americano como la película más divertida de la historia.

Además, "Sunset Boulevard", "Sabrina", "The Apartment" ("El apartamento"), por la que ganó tres Oscar, "Irma la douce" ("Irma la dulce"), "The Seven Year Itch" ("La tentación vive arriba") o "Sabrina" son algunos de los títulos más famosos de una carrera que Wilder inició como guionista, antes de pasar a la dirección.

Entre sus obras más recordadas figuran las que hizo junto a la que bautizó como su pareja cómica de actores preferida, Jack Lemmon y Walter Matthau, con quienes trabajó en "Fortune Cookie" ("Primera plana") o en "Buddy, Buddy", filme con el que se retiró en 1981.

Sin embargo, Wilder no tenía tan buen concepto de Marilyn Monroe, a la que contribuyó a convertir en un mito erótico con películas como "Some Like it Hot" y "The Seven Year Itch", de la que destaca la repetida escena de la actriz con la falda levantada por el aire del metro.

Antes de su primera película juntos, Wilder creía que había "docenas de mujeres como ella en Nueva York" aunque delante de la cámara vio que era especial. Sin embargo terminó por no aguantar el comportamiento de la estrella.

Su relación fue muy distinta con Jack Lemmon, uno de sus actores fetiche y con el que durante dos décadas retrató el lado oscuro del sueño americano en filmes como "The Apartment" (1960), que le convirtieron en el único director que logró tres Oscar en el mismo año, sumando al de realizador el de mejor guión y mejor película.

Entre sus más de 50 filmes destacan además "Irma la douce", con Shirley MacLaine y de nuevo Lemmon; "Sunset Boulevard", con William Holden y Gloria Swanson, o "Double Indemnity" con Barbara Stanwick.