Jornada Deportiva

Impotencia


31/mar/02 14:15 PM
Edición impresa
El Tenerife, que empezó bien y malogró una clara ocasión antes del primer minuto, fue superado por un gran Valencia, que desperdició clarísimas opciones de gol y se llevó el triunfo cerca del final, con un tanto precioso, marcado por Pablo Aimar. Los blanquiazules terminaron desquiciados por un mal árbitro, que expulsó a Lussenhoff en los minutos finales y mostró amarillas, entre otros, a Hugo Morales, Manel y Marioni, que no podrán jugar el próximo partido de Liga ante el Málaga, lo que añade dramatismo a la situación de un equipo que sobre el campo ofrece síntomas para la preocupación: corre, lucha y se deja la piel, pero no le hace daño a ningún adversario y le cuesta muchísimo meter un gol: pura y simple impotencia.