Internacional

La vida de Yaser Arafat, en serio peligro, tras un ataque israelí a sus oficinas

El líder palestino, que porta una metralleta y permanece junto a su consejero Nabil Abu Rudeina, está confinado en dos habitaciones del edificio que alberga sus oficinas, mientras la llamada "Fuerza 17" lucha denodadamente para impedir la entrada al inmueble de las tropas israelíes.

EFE, Gaza
1/abr/02 22:13 PM
Edición impresa

Dos agentes han resultado heridos - uno de ellos se encuentra en estado crítico - , por lo que el negociador palestino, Saib Erekat, está intentando, a través de la Media Luna Roja, enviar una ambulancia para evacuarlos, lo que no ha conseguido porque el Ejército les impide el paso.

A las 9:30 horas (GMT) de ayer se perdió todo contacto telefónico con Arafat. Erekat, que hace dos noches habló telefónicamente con dirigentes árabes y europeos, dijo ayer que "temo por su vida".

Explosiones y tiroteos, se escuchaban desde el exterior del complejo de oficinas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), la llamada Mukata.

Las fuerzas especiales israelíes, que el jueves iniciaron en Ramala lo que han llamado "Operación Mujro de Defensa", ya han penetrado en la oficina del gobernador, Abu Firas, e intentan hacer un agujero en el muro oeste para acceder a las de Arafat.

A los guardaespaldas de Firas los redujeron lanzando gases lacrimógenos y granadas de ruido, informaron fuentes israelíes.

"Arafat ha dado órdenes a sus hombres de repeler el ataque", dijo Abdel Rahmn, secretario general de Gabinete de la ANP. Arafat prefiere luchar y morir "como un mártir", antes que rendirse, y así se lo hizo saber a sus hombres cuando los israelíes les instaban a rendirse. "Lo que quieran es que me rinda o entrarán en el edificio. Dejadlos entrar, lucharemos y moriremos como mártires", dijo Arafat.

Nabil Abu Rudeina, desde el interior de la oficina del líder, aseguró que "nuestras fuerzas de seguridad están defendiéndose con bravura. Podemos hacerles frente".

"El Gobierno de Ariel Sharón está jugando con fuego", dijo Abu Rudeina.

El Ejército de Israel pidió el pasado sábado por medio de altavoces que se rindieran los hombres que están con Arafat y entregasen sus armas, tras el atentado perpetrado en Tel - Aviv.