Internacional

Yaser Arafat descarta por completo el exilio voluntario que le ofrece Sharon

"Arafat me ha dicho que no hay ni un solo palestino que acepte marcharse bajo ninguna circunstancia. El anuncio es una preparación para un intento de matarle", declaró el ministro Saeb Erekat. Horas antes, Sharon manifestó que podía salir de su encierro en Ramala en compañía de diplomáticos europeos, aunque sólo "con un billete de ida".

COLPISA, Jerusalén
3/abr/02 22:16 PM
Edición impresa

Yaser Arafat no abandonará los territorios palestinos por voluntad propia y sólo se irá al exilio por la fuerza. El presidente de la Autonomía ha descartado completamente la "propuesta" que ayer le hizo Ariel Sharon en ese sentido.

"Arafat me ha dicho que no hay ni un solo palestino que acepte marcharse al exilio bajo ninguna circunstancia", declaró el ministro Saeb Erekat después de conversar telefónicamente con su presidente. "El anuncio de Sharon es una preparación para un intento de matar a Arafat".

Unas horas antes Sharon manifestó que Arafat podía salir de su encierro en Ramala en compañía de diplomáticos europeos, aunque sólo "con un billete de ida", es decir, sin contemplar un regreso a la Autonomía.

Otra condición que puso para el exilio es que el presidente palestino no podría salir en compañía de personas que figuran en la lista de buscados por Israel.

Condiciones

Es la primera vez que Sharon ha suscitado públicamente la posibilidad del exilio de Arafat. El primer ministro la sacó a colación durante una conversación con el enviado especial de la Unión Europea para Oriente Próximo, Miguel Angel Moratinos.

"Le he dicho (a Moratinos) que si ellos (los diplomáticos europeos) quieren pueden venir con un helicóptero y sacarlo de aquí", declaró a la radio israelí.

"Primero tendría que presentar esta cuestión al gabinete, en segundo lugar (Arafat) no podría llevarse a nadie con él, (me refiero a) los asesinos que están allí a su alrededor, y en tercer lugar debería tomar un billete de ida. No podrá volver".

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, desechó el ofrecimiento al exilio hecho por Sharon, aunque no de una manera categórica, y dijo que Yaser Arafat todavía puede jugar un papel importante en la crisis.

"Enviarlo al exilio sería proporcionarle otro lugar desde donde conduciría el mismo tipo de actividades y daría los mismos mensajes que está dando ahora. Mientras él no se decida a abandonar el país, me parece que hemos de trabajar con él donde está", dijo Powell.

Sharon, por su parte, comentó que la decisión de aislar completamente a Arafat, y de no expulsarlo, ha partido de los servicios de inteligencia, pero agregó que no está seguro de que sea la mejor medida que pueden adoptar los israelíes.