Actualidad

Cada familia afectada recibirá dos mil euros el fin de semana

El Cabildo de Tenerife concedió ayer, con carácter de urgencia, una primera ayuda a los damnificados con el fin de que puedan cubrir sus necesidades básicas y hasta que se valore definitivamente cada situación particular.

EL DÍA, S/C de Tenerife
4/abr/02 22:17 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife comenzará a repartir este mismo fin de semana las primeras ayudas económicas que, con carácter de urgencia, llegarán a las familias más afectadas por el desastre acaecido en la tarde del domingo pasado en Santa Cruz.

Las ayudas de la Corporación Insular, consistentes en 2 mil euros para cada familia damnificada (alrededor de 330 mil pesetas), se dirigirán en una primera fase a las unidades familiares que hayan sufrido daños por encima de los 3 mil euros y siempre que no superen la renta anual de 21 mil.

Se incluirán en este primer paquete de ayudas, independientemente del nivel de renta de que se disponga, las destinadas a las personas mayores 65 años, tanto si viven solas como si lo hacen con sus cónyuges, y aquellas que puedan solicitar las unidades familiares monoparentales.

La próxima semana se iniciará una segunda fase de evaluación de los daños que llevará a abrir líneas de ayuda complementarias para compensar económicamente de las pérdidas superiores a la citada cantidad y aquellas que no se hayan considerado de momento tan urgentes.

Entre ellas también se incluirán las destinadas a rehabilitar los negocios y locales que puedan haber sido afectados por la riada. Para llegar a ese punto habrá que esperar, sin embargo, a los resultados de la evaluación de daños que efectúan en estos momentos los equipos municipales, con el apoyo de otros dependientes del Gobierno de Canarias y de la propia Corporación Insular, y que podrían culminarse a lo largo de la próxima semana.

Este paquete de medidas fue aprobado ayer de forma urgente por la Comisión de Gobierno del Cabildo y anunciada poco después por su titular, Ricardo Melchior, en una rueda de Prensa en la que estuvo acompañado por representantes de todos los grupos políticos de la Corporación.

Oficinas de apoyo

Para evaluar la cuantía de los daños, que llevará luego a la determinación de las ayudas, se tendrán en cuenta, no sólo aquellos que puedan haber sufrido directamente las viviendas, sino los que tengan que ver con los enseres familiares, entre los que se ha decidido incluir también a los vehículos.

Por su parte, el Ayuntamiento de Santa Cruz anunció ayer su intención de crear, antes del sábado, dos oficinas, una en el barrio de San Andrés y otra en el propio Consistorio, con el objetivo de ir recabando en ellas un censo sobre las personas afectadas por el desastre, así como de sus principales demandas.