Sucesos
LO ÚLTIMO:
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga prevista para este mes de diciembre leer

Suspenden la pena por agresión sexual a un menor por buen comportamiento

Los informes de los centros de internamiento eran favorables, aunque el fiscal discrepaba. En el delito, cometido en La Palma, también estaban implicados otro menor y un adulto.

6/abr/02 9:35 AM
Edición impresa
SIN ANTECEDENTES
No reconoce el hecho delictivo

Además se dice que "la probabilidad de reincidencia es baja, ya que el joven no presenta un cuadro psicopatológico que necesite tratamiento ambulatorio, carecía de antecedentes delictivos y no presenta rasgos de un agresor sexual. Únicamente existe un factor negativo, el no reconocimiento del delito, pero según el propio informe, esto no es extraño si se atiende a las circunstancias en que se cometió. Por otra parte es una circunstancia relacionada con el hecho penal, ya que el padre de uno de los jóvenes está pendiente de ser juzgado por el mismo delito".

EL DÍA, S/C de Tenerife

El Juzgado de Menores de la Capital tinerfeña ha suspendido la ejecución de una sentencia en un caso de un delito de agresión sexual cometido en La Palma por el que había sido condenado un joven a condición de que no vuelva a ser procesado y que el menor se reintegre a la sociedad al tiempo que cumpla debidamente el programa de libertad vigilada durante dos años.

El referido juzgado dictó sentencia el día 4 de mayo de 2001 imponiéndole a un joven el internamiento en un centro de régimen cerrado por dos años, complementada con otra medida de libertad vigilada durante igual período por un delito de agresión sexual, así como dos medidas de prestación en beneficio de la comunidad por 50 horas cada una por cada falta, que actualmente cumple en el Centro Nivaria. Una vez practicada la liquidación de la medida, la de internamiento en el centro concluye el día 2 de enero de 2003.

La defensa del joven, a través de un escrito, solicitó la suspensión de la ejecución del fallo a la vista de la favorable evolución del menor, así como por la situación del mismo en el centro donde cumplía la pena.

Libertad vigilada

El equipo técnico informó que la modificación de la medida de internamiento por un régimen de libertad vigilada resultaría beneficiosa para el joven desde el punto de vista personal, ya que incluso la medida de internamiento puede estar perjudicándole.

El fiscal se opuso a la solicitud basándose en la gravedad del delito, el trato de privilegio recibido y el riesgo que entrañaría el paso de régimen cerrado a una medida de libertad vigilada, sin que exista un programa educativo coherente y bien elaborado, proponiendo el régimen semiabierto.

Su comportamiento

En el texto legal se recoge que "el comportamiento del joven en el Centro Hierbabuena, donde estuvo cautelarmente internado durante seis meses y luego en el Centro Nivaria, donde cumple medida desde el día 2 de julio de 2001, ha sido siempre impecable, según todos los informes recibidos. Los informes del equipo técnico corroboran la conducta en el centro alegando que controla sus impulsos, no necesita llamadas de atención por parte del personal educativo del centro ni es necesario supervisar sus actividades, las cuales realiza con agrado".

En otro párrafo se alude a que "nos hallamos ante un joven que ha demostrado ser capaz de cambiar y permitir que se le ayude a hacerlo, que ha sabido adaptarse a un medio desconocido y hostil con relativa facilidad y ha sido perseverante a la hora de conseguir los objetivos".