Vivir
LO ÚLTIMO:
Tres detenidos en Tenerife por la adopción ilegal de una niña de madre colombiana leer

Una postura en común

La Comisión Europea presentará en mayo una comunicación con los principios básicos que deberán cumplir los Quince sobre la detención y acogida de inmigrantes ilegales, según lo concretado en la primera Conferencia Ministerial Europa-Asia (ASEM), que se celebró en Teguise.

6/abr/02 22:22 PM
Edición impresa
EL APUNTE
Reunión policial en Las Palmas

Los directores de policía de los quince estados de la UE analizarán el informe sobre política común de visados e inmigración europea, durante la reunión que mantendrán el 9 y el 10 de abril en Las Palmas de Gran Canaria. Ese informe fue elaborado en la reunión de ministros de Justicia e Interior celebrada en Santiago de Compostela, y durante la reunión que tendrá lugar en la capital grancanaria también se tratarán aspectos referidos al funcionamiento de Europol. La reunión se celebrará con motivo de la Presidencia española de la Unión Europea, y los directores de las policías comunitarias abordarán además cuestiones como la propuesta de actuación en la lucha contra el terrorismo y los informes sobre operaciones en la lucha antiterrorista tras del 11-S. Asimismo, se estudiará el informe sobre movilizaciones antiglobalización y antisistema, y sobre la elaboración del manual común de policía de proximidad, que España se ha comprometido a presentar durante el semestre de presidencia de la UE.

AGENCIAS, Lanzarote

A la Conferencia Ministerial asisten los máximos responsables de Migración de la UE y de los diez países asiáticos de la ASEM: Brunei, China, Corea, Filipinas, Indonesia, Japón, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Los tres pilares sobre los que reposa la Conferencia son el intercambio de informaciones sobre la evolución de los flujos migratorios de origen asiático en los próximos años, el análisis de las mejores prácticas de gestión y, por último, el reforzamiento de los instrumentos jurídicos entre la UE y Asia en la readmisión de inmigrantes ilegales.

Para combatir la inmigración ilegal, el comisario europeo de Justicia e Interior, Antonio Vitorino, se mostró partidario de "no sólo trabajar a nivel policial sino también de contribuir al desarrollo de los países de origen de los inmigrantes".

Esta colaboración la pretende extender la Unión Europea a los países africanos, fundamentalmente los subsaharianos, origen de la mayor parte de los inmigrantes ilegales que llegan a las costas europeas. Sin embargo los inmigrantes desde el continente asiático están en número creciente.

El ministro del Interior de Malasia, Leo Toyad, comentó que su país recibe un gran flujo de inmigrantes debido al desarrollo económico experimentado en los últimos años y el principal problema está en las "mafias" que controlan la inmigración clandestina.

La ministra filipina de Trabajo y Empleo, Patricia Santo Tomás, indicó que un gran número de ciudadanos de su país emigran y pidió a la UE que flexibilice la normativa.

El viceministro de Seguridad Pública de Vietnam, Nguyen van Huong, subrayó que los países asiáticos esperan de esta reunión de Lanzarote la ayuda de la UE para evitar la inmigración ilegal y el tráfico de seres humanos.

En abril y mayo la Comisión Europea pondrá sobre la mesa dos nuevos instrumentos "muy importantes", según Vitorino, para luchar contra la inmigración clandestina: una comunicación sobre el sistema integrado de gestión de fronteras, y un estudio, realizado por Italia, sobre la policía de fronteras.

Por otro lado, el miembro del Comité Federal de IU y secretario general del PCE, Francisco Frutos, dijo ayer en Lanzarote que la única solución a los problemas que ocasiona la inmigración pasa por solucionar la situación de los países emisores de inmigrantes. Frutos apoya los actos promovidos por el Foro Social contra la Globalización durante la cumbre de ministros de Interior.