Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PSOE acusa a Clavijo de subordinar la sanidad pública a "intereses empresariales" leer

Tres hombres, condenados a un año de prisión por portar droga en su cuerpo

Los procesados tenían en el interior de sus estómagos un total de 2.697 gramos de hachís que habían ingerido en bolas, tras llegar a la Isla procedentes de Málaga. Además, se les imponen multas de 2.259, 3.750 y 1.442 euros, respectivamente.

EL DÍA, S/C de Tenerife
7/abr/02 9:35 AM
Edición impresa

El Juzgado de lo Penal número Tres de la Capital tinerfeña ha condenado a tres hombres como autores responsables de un delito contra la salud pública a la pena de un año de prisión para cada uno de ellos, al tiempo que les ha impuesto multas de 2.259, 3.750 y 1.442 euros, respectivamente.

Según consta en la sentencia del caso "los acusados llegaron al aeropuerto Reina Sofía sobre las doce y diez del día 23 de noviembre de 2001, procedentes de Málaga saliendo al exterior del aeropuerto por separado y sin recoger equipaje facturado. Poco después se reunieron con otras dos personas frente a la parada de guaguas, conversando entre ellos y dirigiéndose al primer taxi al que se disponían a subir, momento en que fueron identificados por los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. Todos ellos tenían el regreso para el día 23, es decir en el mismo día".

310 envoltorios

Los tres acusados transportaban droga en sus estómagos ocupándosele a uno de los acusados 94 bolas de hachís, al segundo 156 bolas de la misma droga y, al tercero de los procesados, 60 bolas pesando cada uno de los envoltorios alrededor de ocho gramos.

El total de la sustancia incautada asciende a 2.697,3 gramos netos en 310 envoltorios, los cuales se iban a destinar a la venta a terceras personas y cuyo valor en el mercado hubiera alcanzado 10.829 euros (1.801.800 pesetas).

En el texto legal se recoge que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, ya que los agentes de policía procedieron a controlar el vuelo procedente de Málaga, del que salieron los acusados sin recoger ninguno de ellos equipaje alguno de la cinta transportadora y declarando asimismo que los acusados traían billete de regreso para el mismo día y que les habían informado que traían droga en el estómago, concretamente tres personas de raza negra.

Los procesados reconocieron plenamente los hechos tanto el que portaban droga en el interior de su cuerpo como que iban a percibir cantidades por el transporte, no concurriendo circunstancias de estado de necesidad que justifique el hecho.

El Ministerio Fiscal calificó los hechos como constitutivos de un delito contra la salud pública con la agravante de notoria importancia solicitando que se les impusiera a cada uno de los inculpados una pena de tres años y medio de prisión y multa de 12.020 euros. Por su parte las defensas de los acusados calificaron los hechos como un tráfico de drogas solicitando una pena de seis meses de prisión.