Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
Detenidos tres sicarios por atacar con explosivos el chalé de un narco en Málaga leer

Identidad y liderazgo

Javier Elzo, catedrático de Sociología, planteó en las II Jornadas sobre Juventud de Adeje que dentro de 20 años los líderes del Archipiélago no serán canarios, si se confirma la apatía de los jóvenes para prepararse. Algunos califican su hipótesis de generalizadora y alarmista.

PEDRO FUMERO, Adeje
7/abr/02 19:07 PM
Edición impresa

"De fuera vendrán y de tu casa te echarán". ¿Será así el futuro de quienes ahora son los jóvenes canarios? Este fin de semana se ha celebrado en Adeje la II edición de las Jornadas sobre Juventud. Javier Elzo, catedrático de Sociología de la Universidad de Deusto, ofreció la ponencia inaugural, que resultó, como mínimo, incómoda para un sector de los asistentes. Elzo planteó, según los datos que posee, que la juventud canaria se caracteriza por ser más altruista que la media nacional y menos violenta contra las instituciones.

Sin embargo, también es más apática y se preocupa menos por formarse concienzudamente para alcanzar puestos de responsabilidad en empresas y en las administraciones.

Líderes no canarios

Para el sociólogo, si esta percepción se confirma en estudios más amplios y profundos sobre la realidad de los chicos y chicas del Archipiélago, la conclusión es clarísima; "Me atrevo a decir que en 20 años los líderes de Canarias no van a ser canarios". Eso, en un mundo globalizado, significa que "se los van a comer", según las propias palabras del investigador.

Reconoce que esta hipótesis parte de una muestra muy pequeña, por lo que sería conveniente un trabajo de campo mucho más amplio, lo que permitirá determinar si su planteamiento es erróneo o acertado.

Aclara que sólo pretende ofrecer unos valores y que no trata de crear alarma social en la población.

El paro

Según Elzo, los jóvenes canarios no hablan del paro como uno de sus problemas más importantes, lo que sí ocurre con los españoles. Su actitud ante la vida puede deberse, según el catedrático de Deusto, a que no ven un futuro con dificultades y desempleo. "Saben que, en cuanto quieran, tendrán un trabajo, accediendo a puestos de muy poca responsabilidad con 20 ó 21 años".

Sonia Pilar, profesora del Instituto de Los Olivos, coincide en esta idea con Elzo. Reconoce que la mayoría de sus alumnos están desmotivados, les resulta fácil llegar a trabajar en el sector servicios y no les interesa "seguir formándose para llegar más lejos y conseguir algo mejor; se contentan con poco". Reconoce que en Asturias, de donde procede, hasta para ser barrendero hay que realizar oposiciones y se presenta gente con estudios.

Estudio

Pilar y otros profesores del instituto están elaborando un trabajo sobre aspectos cualitativos del sistema formativo entre sus alumnos de 3º y 4º de la ESO, del cual esperan obtener datos para saber más sobre sus inquietudes.