Tenerife Norte

La falta de teléfonos en los ascensores retrasa la apertura del centro de salud de San Antonio

Una nueva normativa obliga su instalación, lo que ha impedido inaugurar un inmueble concluido a finales del año pasado. El gobierno orotavense confía en que la Consejería solvente el problema en el plazo de 45 ó 60 días.

EL DÍA, La Orotava
8/abr/02 18:23 PM
Edición impresa

El nuevo centro de salud del barrio orotavense de San Antonio continúa sin abrirse por la falta de teléfonos en los ascensores, según explicó el pasado sábado a EL DÍA la edil de Sanidad, Dácil Pérez (CC).

El retraso en la inauguración ha provocado malestar en los grupos opositores, sobre todo en la asamblea local de IUC, que critica al alcalde, Isaac Valencia, por anunciar en octubre pasado su "apertura inmediata" durante las fiestas del barrio, así como a la citada edil por su "ineptitud, desidia y desazón para solventar el problema".

Pérez recalca que se está haciendo todo lo posible por acelerar la inauguración y que los teléfonos son imprescindibles debido a una reciente normativa que obliga su instalación en todos los edificios con ascensores.

Asegura, además, que la Consejería de Sanidad está trabajando con celeridad, consciente de la importancia del centro para este poblado barrio, cuyo consultorio carece de espacio suficiente.

Según sus cálculos, la colocación de los teléfonos, dificultada por diversos problemas con el cableado, se terminará en unos 45 ó 60 días.