Venezuela
LO ÚLTIMO:
Varios civiles y al menos cuatro terroristas muertos en un ataque durante un desfile militar en Irán leer

Un clamor: "¡Que se vaya!"

Miles de opositores al Gobierno exigieron en Caracas al presidente Hugo Chávez que abandone el poder, e invitaron a los manifestantes a desalojarlo del palacio presidencial.

EFE, Caracas
12/abr/02 22:33 PM
Edición impresa

Al grito de "¡Que se vaya!", miles de opositores al Gobierno venezolano pidieron ayer en Caracas al presidente Hugo Chávez que abandone el poder, e invitaron a los manifestantes a desalojarlo del palacio presidencial.

La respuesta de los partidarios de Chávez fue convocar una concentración de réplica junto a la sede del Gobierno, en el palacio de Miraflores, para defender al presidente.

La concentración opositora ante una sede de la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa) fue convocada como colofón a la huelga general promovida por sindicatos y empresarios, que el miércoles decidieron transformarla en indefinida.

Los convocantes de la huelga, inicialmente de 24 horas, ampliada a 48 e indefinida desde la noche del miércoles, pidieron con insistencia la rectificación de Chávez, y en las últimas horas ya le exigieron que deje el poder por la "ineficacia" de su Gobierno.

Chávez, ausente de la vida pública desde el martes por la tarde, mantiene supuestamente intensas reuniones con su gabinete para analizar la situación, por lo que decidió no acudir a la XVI reunión presidencial del Grupo de Río que se lleva a cabo en Costa Rica.

El Gobierno ofreció el miércoles una vía de diálogo a la oposición, y consideró que el llamamiento de huelga tiene tintes de insurrección.

El país ha dicho "basta"

Carlos Ortega, presidente del sindicato Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), afirmó ayer en un mitin que el país ha dicho "basta, y no queremos ni un minuto más a esta administración".

"Chávez, vete de una vez, te rechazamos", agregó Ortega, líder sindical que para el Gobierno está deslegitimado después de unas turbias elecciones celebradas en 2001.

Ortega afirmó que los trabajadores de la petrolera estatal, a los que apoyó la marcha, están "desmotivados", y agregó que "Chávez ha destruido a Pdvsa y a Venezuela".

El dirigente sindical dijo que "vamos a estar en la calle hoy, mañana y pasado", e instó a los manifestantes a "ir hasta Miraflores para sacar" a Chávez.

El presidente de la patronal Fedecámaras, Pedro Carmona, aliado de la CTV desde la huelga del 10 de diciembre pasado, señaló que manifestaciones como la de Caracas se repiten en todo el país, y que las protestas contra Chávez son generalizadas.

"La marcha responde a una crisis de la que hay que salir", dijo Carmona, que pidió a los manifestantes que se desplazaran de forma pacífica hacia la Presidencia y a los caraqueños sumarse a ella.

"Solicito la renuncia del presidente de la República y es la primera vez que pedimos la renuncia de Chávez porque ha sido incapaz de oír el clamor del pueblo", declaró el líder empresarial, que también pidió la dimisión de todo el Ejecutivo.

Freddy Bernal, dirigente chavista y alcalde de Libertador, el principal de Caracas, dijo que partidarios del Gobierno se concentraban cerca del palacio presidencial. Recomendó a los opositores "que no busquen enfrentamientos" y se alejaran de Miraflores, puesto que los partidarios de Chávez quieren expresarse pacíficamente.

:INFORMACIÓN EN PÁG. 52