Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

Chávez vuelve al poder

El depuesto presidente llegó de madrugada al palacio de Miraflores, favorecido por las disensiones entre los militares; unas horas antes, Pedro Carmona había renunciado. Miles de caraqueños salieron a las calles para celebrar la vuelta al "orden constitucional".

15/abr/02 22:38 PM
Edición impresa

EL REVÉS

Carmona está detenido

El líder de los empresarios venezolanos y efímero presidente del país, Pedro Carmona, está detenido y las noticias sobre su paradero son inciertas. Carmona habría anunciado su renuncia mediante un mensaje por radio desde Fuerte Tiuna. El también titular de Fedecámaras había señalado que "en vista de la situación ya generada, de que la AN se ha sesionado y ha decidido designar en el cargo de presidente al vicepresidente ejecutivo, Diosdado Cabello, con toda responsabilidad presento ante el pueblo de Venezuela la renuncia al cargo de presidente del gobierno transitorio". Su familia pidió a Iglesia que medie para para proteger su vida, llamamiento aceptado por el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana.

AGENCIAS, Caracas

La restitución de la Asamblea Nacional, una de las condiciones impuestas por los militares para garantizar el apoyo a la junta presidida por Pedro Carmona y aceptada por éste el pasado sábado terminó, paradójicamente, con su efímero mandato de 28 horas. En un clima de división entre los militares, el presidente de la restablecida Asamblea desconoció a la junta de transición y precipitó la vuelta al palacio presidencial de Hugo Chávez, recluido en la isla de Orchila, a unos cien kilómetros de Caracas.

Eran cerca de las tres de la mañana del domingo (hora local) cuando Chávez entró al palacio de Miraflores, entre miles de simpatizantes y asumió el poder, hasta este momento en manos del anterior vicepresidente constitucional, Diosdado Cabello, quien había tomado las riendas del país en el ínterin entre la renuncia de Carmona y el regreso de Chávez. Un tránsito que se ha cobrado la vida de, al menos, nuevo personas y ha dejado heridas a otras 48.

Ya en su despacho, el presidente se dirigió a la nación y aseguró que no regresaba ni con rencor ni odio.

"Vengo dispuesto a rectificar lo que haya que rectificar, pero todos debemos rectificar", afirmó Chávez, vestido con casaca azul y camiseta verde.

El presidente convocó a todos los sectores al diálogo a través de las "Mesas de Unidad Nacional", que comenzarán sus trabajos el 18 de abril.

Chávez hizo un llamamiento "a la unidad respetando las diferencias, a la cordura, al entendimiento, a la Iglesia Católica y a la evangélica, a las religiones, a los empresarios, a los partidos políticos y a sus líderes, a los sindicatos y a los medios de comunicación, y agarro la cruz, a que reflexionen, porque yo también tengo que reflexionar sobre muchas cosas".

Explicó que había estado detenido en Fuerte Tiuna, el mayor destacamento de Caracas, el cuartel de Turiamo (estado de Aragua) y la isla de Orchila.

Indicó que a los militares que le pidieron la renuncia les dijo que él no iba a firmar y que se consideraba su prisionero.

Confesó que escribió un fax, que llegó a los medios de comunicación, gracias a que un soldado apellidado Rodríguez le preguntó si había renunciado, y al decir que no, se ofreció a enviarle un mensaje escrito a mano que lo dejó en la basura y que el joven militar luego se encargó de remitir a Caracas.