Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair recurrirá de inmediato el fallo de un juzgado de Santa Cruz de Tenerife leer

"No basta con tener un plan de emergencia, hay que hacerlo llegar"

Salvador Reyes, uno de los jefes del parque de bomberos de Santa Cruz, subraya que la seguridad se tiene que enseñar a todos los ciudadanos desde el mismo colegio.

EL DÍA, S/C de Tenerife
15/abr/02 12:01 PM
Edición impresa

Un total de 383 servicios, de los que 280 se hicieron los dos primeros días, es el balance del trabajo del Consorcio de Bomberos de Tenerife durante la semana transcurrida desde las inundaciones del 31 de marzo en Santa Cruz al domingo pasado. Obviamente la cifra no recoge la labor real de lo que ha sido su actuación, ya que la estadística no puede computar las reclamaciones de los vecinos desde la propia calle y su presencia en algunas zonas las 24 horas.

Aquel fatídico domingo, la acción del Consorcio empezó con la alerta de todo el personal, "incluso se avisó a los del Norte y del Sur, para que nos echaran una mano, y a las seis asociaciones de bomberos voluntarios de Adeje, Güímar, Guía de Isora, Granadilla, La Laguna, Tegueste y Garachico", relata el jefe de los bomberos de Santa Cruz Salvador Reyes. "Luego - agrega - , se estableció el mando de coordinación y el protocolo de atención de las llamadas para dar prioridad a los servicios, porque igual teníamos 10 llamadas a un tiempo". Lo que quiere decir que preferentemente se atendió el salvamento de personas.

El rescate de personas, apuntalar viviendas, eliminar el riesgo de elementos que podían caer ha sido el trabajo de estos profesionales durante estos días, pero sobre todo achicar agua y sacar los lodos "en cubas, con la ayuda de personal de Medio Ambiente y bomberos de Las Palmas".

Salidas habituales

Actualmente, la actividad de los bomberos del Consorcio de Tenerife es de "normalidad", ya que se han ido los refuerzos y el número de salidas es el habitual, afirma.

Advierte de que en estos casos cada uno debería saber qué tiene que hacer, y si bien el Ayuntamiento capitalino tiene un plan de emergencia elaborado, insiste en que "no basta con tenerlo, sino hacerlo llegar a la sociedad y ésta ha sido una experiencia para aprender".