La Palma

La caza mayor se reiniciará tras un año de paralización para proteger el arruí

El colectivo de cazadores ha acordado dar por finalizada la medida adoptada el pasado año en señal de protesta por las acciones realizadas desde el organismo autónomo de Parques Nacionales con la intención de "erradicar definitivamente el herbívoro de los montes de la Isla".

EL DÍA, Los Llanos de Aridane
19/abr/02 22:48 PM
Edición impresa

La Asociación de Cazadores Apaca ha decidido reiniciar la actividad de caza mayor, de cara a la próxima temporada que dará comienzo en el mes de julio, tras un año de paralización acordada por el colectivo en señal de protesta y como contramedida ante las acciones realizadas por Parques Nacionales con el objetivo de erradicar el arruí de los montes de la Isla.

La propuesta, acordada en una reunión mantenida el pasado miércoles para analizar la situación de la caza y las medidas a tomar de cara a la próxima temporada, será remitida al resto de sociedades de la Isla y al Consejo Insular de Caza.

El presidente de Apaca, Jesús Afonso, ha manifestado que "la caza mayor volverá a practicarse, como un derecho que poseemos, pero de una manera menos agresiva que en temporadas anteriores, por lo que se ha acordado reducir a la mitad el número de piezas". Los arruís que serán abatidos durante el periodo de caza mayor no sobrepasarán los 40 ejemplares.

De esta manera, se pretende controlar las poblaciones, fuera de la Caldera, para que no lleguen a ser un problema serio para la Isla, teniendo en cuanta que la intención de las sociedades de cazadores pasa por "mantener un equilibrio y una capacidad de carga que no genere daños excesivos".

Para ello, el colectivo se encuentra a la espera de confirmar la presencia de técnicos cualificados para la elaboración de un estudio que valore la viabilidad del herbívoro y la capacidad máxima de carga poblacional que permitirían los montes de La Palma. Dicho estudio, una vez realizado, será presentado al Cabildo, dentro del Consejo Insular de Caza, conjuntamente con un plan que permita conocer cuantos arruís son necesarios abatir a lo largo de cada año.