Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
España pierde en Zagreb y queda en manos de Inglaterra y Croacia leer

Castro anuncia un plan a medio plazo para revisar los barrancos

El consejero de Obras Públicas manifestó que es "injusto y demagógico" que se intente atribuir responsabilidades por los desperfectos provocados durante el temporal porque "estos hechos son cosas imprevisibles".

EFE, S/C de Tenerife
19/abr/02 22:48 PM
Edición impresa

El consejero de Obras Públicas, Antonio Castro, dijo ayer que las ayudas para reponer las casas dañadas por el temporal en Tenerife no afectarán a los recursos del Plan de Vivienda en este ámbito y anunció que a medio plazo se hará un plan de revisión de los cauces de los barrancos.

Castro compareció con el consejero de Vivienda y Urbanismo del Gobierno de Extremadura, José Javier Corominas, que visitó las zonas afectadas por la tromba de agua en la Capital e informó sobre la experiencia que vivió su comunidad tras las inundaciones de 1997.

Antonio Castro manifestó que es "injusto y demagógico" que se intente atribuir responsabilidades por los desperfectos provocados por el temporal, que causaron la muerte a ocho personas, ya que en su opinión, estos hechos son "cosas imprevisibles".

Explicó que estas situaciones críticas "sirven de experiencia" y especificó que a medio plazo se prevé realizar un plan de infraestructuras para revisar los cauces de los barrancos para que en el futuro, si se repiten las lluvias torrenciales, las viviendas no sean afectadas.

Señaló también que el Plan Canario de Vivienda "sigue su curso" con independencia de las ayudas que se concedan para rehabilitar las casas afectadas por la riada, que tendrán una partida específica dentro del crédito extraordinario al que ha sido autorizada la Comunidad Autónoma por un importe máximo de 60 millones de euros.

Apuntó que el Ayuntamiento capitalino pretende reubicar a las personas damnificadas intentando "que se desarraigue al menor número de familias posible". Para este fin, el Gobierno no descarta realojar a las familias afectadas en viviendas de promoción pública, aunque también se prevé la posibilidad de dotar de las cantidades correspondientes a las personas que prefieran acudir a la autoconstrucción.

Castro anunció que el viernes de la próxima semana se entregará, en el barrio de El Sobradillo de la capital tinerfeña, una promoción de viviendas de protección oficial a 89 propietarios, de los que veintiséis son personas afectadas por la riada.