Venezuela
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Cabildo de La Palma activa el Plan Insular de Emergencias por una borrasca leer

Fallece la tinerfeña herida de bala en la cabeza en la ciudad de Puerto de la Cruz


EL DÍA, S/C de Tenerife
19/abr/02 22:48 PM
Edición impresa

La tinerfeña Matilde Santana del Castillo, que fue herida de un disparo en la cabeza el pasado martes en la ciudad venezolana de Puerto de la Cruz (estado de Ansoátegui), falleció en la noche del miércoles (madrugada de ayer, en Canarias), según informaron a esta Redacción fuentes familiares.

Matilde Santana, de 52 años de edad y natural de Tegueste, se encontraba ingresada en estado crítico en la clínica José Gregorio Hernández, en el barrio El Pensil de la ciudad porteña.

Un hermano de la víctima, Marino Santana, miembro del consejo de administración del Club Deportivo Tenerife, señaló a EL DÍA que miembros de Acción Exterior y Cooperación del Gobierno de Canarias están llevando a cabo las gestiones necesarias para repatriar el cadáver. "Según nos han dicho, puede tardar unos días el permiso de traslado de mi hermana a Tenerife".

Asimismo, Marino Santana, indicó que aún se desconoce cómo se produjeron los hechos. "Lo que sí parece cierto, según nos han comunicado, es que mi hermana ya había cerrado la tienda e incluso se encontraba en el interior de su vehículo cuando recibió el disparo, pero no sabemos ningún dato más", detalló Marino Santana, quien añadió que, al parecer, la policía ya está investigando los hechos.

Matilde Santana era propietaria de varias joyerías, entre ellas la "Benetton", ubicada en la calle Buenos Aires de Puerto de la Cruz.

El suceso se desarrolló en la avenida Municipal, cerca de las cabinas telefónicas de la CANTV (compañía telefónica nacional venezolana). Según parece desprenderse de las primeras investigaciones de la policía, Matilde Santana iba acompañada de su novio, Esteban Richars Peterson, de 57 años de edad, quien manifestó a los funcionarios policiales que sujetos desconocidos, portando armas de fuego intentaron despojarlo de un vehículo, dispararon y lograron herir a su acompañante.

En este sentido, parece totalmente descartado el intento de robo de la joyería, de la que había salido con anterioridad a producirse el disparo. La policía venezolana está interrogando a familiares y amigos de la pareja para desentrañar el móvil.