Vivir

Cinco de cada cien canarios padecen fobia social

Situaciones de ansiedad provocan la aparición de trastornos como las crisis de pánico, sin motivo aparente y de forma súbita.

EFE, Las Palmas
19/abr/02 22:48 PM
Edición impresa

Las crisis de angustia, con o sin agorafobia, afectan al uno por ciento de la población canaria, porcentaje que en el caso de la fobia social asciende a un cinco por ciento, unas patologías que pueden curarse completamente y también derivar al suicidio en otros casos.

Así lo afirmó el jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Militar de Gran Canaria, Antonio Precedo, en la presentación de las primeras jornadas de trastornos de angustia, agorafobia y fobia social que organizará, desde hoy y hasta el sábado, la Asociación Horizontes Abiertos, y en la que colabora el Cabildo de la Isla.

Precedo explicó que estos trastornos, que pueden aparecer en igual medida en hombres y mujeres, a pesar de que son las féminas las más acostumbradas a pedir ayuda, sobrevienen a partir de situaciones de ansiedad que pueden generar crisis intensas de pánico sin motivo aparente y de forma súbita, las denominadas crisis de angustia.

Estas pueden ir o no acompañadas de cuadros de agorafobia, que definió, más que como el temor a los espacios abiertos, como "el miedo insuperable a lugares o situaciones donde escapar puede ser difícil o embarazoso", estado que provoca que el paciente opte por no salir de casa o evitar desplazamientos en medios de transporte, entre otras situaciones.

"Una crisis de pánico producida en un atasco, en la cola de un cine o en una gran superficie pueden generar en el futuro cuadros de agorafobia en personas que evitará encontrarse ante situaciones parecidas".