Actualidad

El Consejo Insular calcula que reponer las infraestructuras hidráulicas costará 9 meuros

El organismo dependiente del Cabildo tinerfeño ya trabaja en una fase específica de un plan destinado a reparar de forma urgente los daños en catorce cuencas hidrográficas de Santa Cruz y en la planificación y corrección de determinadas infraestructuras.

EL DÍA, S/C de Tenerife
20/abr/02 22:48 PM
Edición impresa

Un total de 9 millones de euros se invertirán en reponer la infraestructura hidráulica afectada en las 14 cuencas hidrográficas de Santa Cruz tras el temporal de lluvias sufrido por la Capital tinerfeña el pasado día 31 de marzo, según informó Alonso Arroyo, consejero insular de Aguas y Agricultura del Cabildo de Tenerife, y José Fernández Bethencourt, gerente del Consejo Insular de Aguas.

A pesar de todo, los servicios técnicos del citado organismo han cifrado en más de 15 meuros el presupuesto conjunto de las actuaciones que deberían emprenderse de inmediato, con carácter de emergencia, pero las limitaciones financieras han tenido que reducir estas cifras "hasta el presupuesto antes indicado de 9,015 meuros", señaló Arroyo.

Esas acciones están integradas en un plan conjunto de actuaciones de todas las administraciones y entidades y las mismas se acometerán en los barrancos de El Muerto y Los Moriscos (321 mil euros), El Hierro (1,351 meuros), Santos (1,929 meuros), Ancheta (1,349 meuros), La Leña (754 mil euros), Tahodio (390 mil euros), Valle Seco (585 mil euros), El Bufadero, Cueva Bermeja y Jagua (1,117 meuros), El Cercado, Las Huertas e Igueste de San Andrés (1,225 meuros).

Para acometer las actuaciones, el Consejo Insular de Aguas ha desarrollado cuatro fases distintas. La primera fue la del análisis, evaluación de preliminar de daños y definición de las actuaciones.

La segunda de ellas consistió en las actuaciones imprescindibles e inaplazables. Dentro de ella, y para "poder acogernos a los beneficios de la orden ministerial", se facturarán unas obras de emergencia con un presupuesto de 432 mil euros, "concluidas en el día de hoy (por ayer) y que se espera que sea cubierto por el Ministerio del Interior".

Esos trabajos, en general, consistieron en el apuntalamiento de diversos muros que suponían ciertos riesgos y el desatasco de las partes más importantes de los cauces para facilitar la salida del agua.

La tercera fase consiste en "la actuación y reparación de las obras más importantes y de corrección de algunos de los errores que se han cometido a medida que ha crecido Santa Cruz", aseveró Alonso Arroyo. Las mismas se desarrollarán en las 14 cuencas hidrográficas afectadas y que se insertarán en un plan conjunto de todas las Administraciones. Dichas obras serán financiadas en un 50% por el Estado y la otra mitad, a partes iguales por el Gobierno de Canarias y el Cabildo Insular de Tenerife.

La última fase consistirá en la planificación, proyecto y ejecución de todas las actuaciones necesarias para rehabilitar todas las infraestructuras dañadas y medidas correctoras que se puedan presentar para el futuro.