Internacional

Los canadienses, airados con la respuesta de Bush al bombardeo


EFE, Toronto (Canadá)
20/abr/02 22:49 PM
Edición impresa

Tras la inicial incredulidad con la que Canadá recibió la noticia de la muerte en Afganistán de cuatro de sus soldados por un "error" de EE.UU, empieza a aflorar en el país la rabia y el descontento contra Washington y el presidente estadounidense George W. Bush.

El enfado del público canadiense se reparte entre la percepción de la facilidad con la que los estadounidenses están dispuestos a disparar y la "insensibilidad" de Bush.

Los cuatro soldados fallecidos formaban parte de los 1.100 militares del Tercer Batallón de la Infantería Ligera Princesa Patricia que fueron desplegados en Afganistán para cooperar con EE.UU en la destrucción de las fuerzas talibanes y de Al Qaeda. El pasado miércoles, el piloto de un F-16 estadounidense arrojó una bomba de 225 kilogramos sobre tropas canadienses que realizaban ejercicios nocturnos cerca de la localidad de Kandahar. Además de los cuatro soldados fallecidos, otros ocho resultaron heridos.