Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Arabia Saudí admite la muerte de Khashoggi leer

El Cabildo destinará 5,9 meuros a la ejecución de la variante de Guargacho

El proyecto elaborado, que será analizado mañana por el Pleno, destaca que el primer tramo de carretera será paralelo al actual y una vez que llegue a dicho barrio se ejecutará otra calzada que conectará con la vía que une El Fraile con la rambla de Costa del Silencio.

EL DÍA, Arona
25/abr/02 19:08 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife destinará 5,9 millones de euros a financiar los trabajos de creación de una variante en el área de Guargacho, ubicado en la carretera TF-6221, que llega al núcleo costero de Las Galletas desde la Autopista del Sur. La obra se extenderá, en consecuencia, por terrenos dependientes de los municipios de San Miguel y Arona y ha sido concebida como una solución a los problemas que ocasiona el intenso tráfico que circula por una vía que ha sufrido una "gran colonización urbana". El proyecto será analizado por el pleno durante la sesión que celebrará mañana.

El consejero de Carreteras, Vivienda y Transportes, Lorenzo Dorta, indica que "en ese punto se dan unas circunstancias determinadas. La disposición de vías rectas invitan a los conductores a incrementar la velocidad, lo que representa un riesgo por la existencia de edificaciones en los márgenes".

"Ocurre que, precisamente debido el elevado volumen de vehículos que circulan por allí, no es posible introducir elementos como rotondas o desvíos. Por ello se hace necesario abrir una nueva calzada que absorba el tráfico que no se dirija al barrio y sus zonas aledañas", expresa.

Alternativas

El proyecto comprende la construcción de una carretera que en un primer tramo discurrirá en paralelo a la actual; a partir de Guargacho se dirigirá en diagonal para terminar conectando con la vía que une El Fraile con la rambla de Costa del Silencio.

Las alternativas estudiadas destacan que una puede ser una rambla con cuatro carriles y una mediana ancha; y la otra con dos carriles y en sus márgenes zonas verdes y peatonales.

El documento resalta que "en todo caso, se mantiene la necesidad de proteger la nueva comunicación de las construcciones para evitar la situación que se observa actualmente".