Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dos personas atrapadas y tres heridas en el derrumbe de las obras del hotel Ritz leer

El Hermano Pedro ya tiene santuario en su pueblo natal

Centenares de personas estuvieron en Vilaflor para asistir a la ceremonia de consagración de la iglesia, presidida por el Obispo de Tenerife.

29/abr/02 23:06 PM
Edición impresa

LOS HECHOS

La lluvia, "gracia bautismal"

Poco antes de la ceremonia, empezó una fina lluvia, que fue cada vez más intensa y que causó molestias a quienes deseaban seguir el acto en la plaza. Sin embargo, 15 minutos después, la llovizna, calificada por el obispo como "gracia bautismal", dejó paso a un sol espléndido. La ceremonia comenzó en la parroquia de San Pedro y, tras unas palabras de Felipe Fernández, los fieles, el propio obispo, los presbíteros y los demás feligreses se dirigieron en procesión hacia el nuevo templo. Allí, la madre general de las Bethlemitas, Berenice Moreno, entregó las llaves al obispo, que pidió al párroco que abriera las puertas e invitó a los fieles a entrar.

EL DÍA, Adeje

El Hermano Pedro ya tiene su santuario en el pueblo que lo vio nacer. El obispo de Tenerife, Felipe Fernández, presidió ayer en Vilaflor la ceremonia de bendición y consagración del nuevo templo, con la que se culminaba el proceso para saldar una deuda histórica con el que será el primer santo de Canarias. Centenares de fieles llegados de diferentes lugares de la Isla se congregaron en el recinto, en la parroquia de San Pedro y en las inmediaciones de ambos para seguir el acto de apertura oficial del nuevo templo, levantado en el mismo lugar donde nació Pedro de Betancur en el siglo XVII.

En el acto, el obispo invitó a todos presentes a seguir el ejemplo del Hermano Pedro, no únicamente para narrar las obras del mismo, sino para "hacer las obras de piedad hoy". La ceremonia se prolongó durante algo más de una hora y media.