Islas

"La Gomera sería menos pobre con un plan de medianías bien ejecutado"

El presidente del Cabildo insta al Ejecutivo a que agilice la operatividad de este proyecto, que se presentó como una herramienta para ayudar al impulso económico de la Isla y ha quedado reducido a un programa de intenciones.

EL DÍA, S/C de Tenerife
29/abr/02 23:06 PM
Edición impresa

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, asegura que el índice de pobreza de la Isla Colombina sería menor si desde el Gobierno de Canarias se hubiera ejecutado de una manera conveniente el llamado Plan de Medianías.

El Ejecutivo había presentado esta iniciativa como una herramienta que ayudaría al impulso de la economía de La Gomera, pero en opinión de Casimiro Curbelo "ha quedado reducida a un programa de meras intenciones".

Por ello, el presidente de la Corporación Insular insta al Gobierno de Canarias a que agilice la operatividad del citado Plan de Medianías, que en palabras de Curbelo "debería trabajar en la misma línea en la que lo vienen haciendo las instituciones, empresas y habitantes de la Isla, a quienes se debe el relanzamiento del sector servicios y el consiguiente desarrollo económico correcto, con un cuidado exquisito en cuanto a la salvaguarda de los valores naturales y culturales", explicó.

"El Plan de Medianías no ha ejecutado ni en un 25% de sus previsiones", afirma Curbelo, que entiende que se está perdiendo una oportunidad única para conseguir una sociedad más equilibrada.

Datos positivos

El presidente se congratuló de los datos positivos que arroja la encuesta Condiciones Sociales de la Población Canaria 2001, publicada recientemente en el Boletín Oficial de Canarias, donde se establece que existe un 20,7% de hogares en el Archipiélago bajo el umbral de la pobreza, y que La Gomera, con un 18,8%, se encuentra en este concepto por debajo de El Hierro (29,9%); La Palma (28,7%); Tenerife (24,2%) y Gran Canaria (19,2%).

En este punto, Curbelo espera que el Gobierno Autónomo no utilice los datos de esta encuesta como excusa para justificar presentes y futuras inversiones hacia unas Islas en menoscabo de otras, sino propiciando así un desarrollo social integral en el conjunto del Archipiélago sin tener en cuenta en qué Islas gobierna el partido que rige los destinos del Ejecutivo.