Venezuela

Chávez exige "JUSTICIA IMPLACABLE" para los responsables de los asesinatos

El presidente de la República, quien nombró ayer como nuevo vicepresidente ejecutivo al periodista y actual ministro de Defensa, José Vicente Rangel, aseguró que dejará el cargo si se demuestra su implicación en las muertes ocurridas entre los pasados días 11 y 14 de abril.

EFE, Caracas
29/abr/02 23:07 PM
Edición impresa

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, exigió ayer "justicia implacable" para los responsables de las muertes ocurridas entre el 11 y 14 de abril, y aseguró que dejaría su cargo si llega a comprobarse su implicación en los hechos.

"No puede ser, tiene que haber justicia implacable para quienes cometieron esos asesinatos", aseguró Chávez, en el primer programa "Aló, Presidente" tras los violentos sucesos de hace dos semanas y el golpe de estado que lo desalojó momentáneamente del poder. Advirtió de que "si alguien demostrara que fui responsable de eso, no debería ser el presidente, debería ir a prisión".

Los hechos violentos que desencadenaron un golpe de estado contra Chávez dejaron entre 12 y 24 muertos y más de 113 heridos, en su mayoría por armas de fuego.

Edgar Zambrano, presidente de la Comisión Política que investiga los sucesos, anunció que este lunes serán citadas diecinueve personas cuyo testimonio se considera "imprescindible" para el esclarecimiento de la masacre.

Chávez pidió que se investigue y se determinen las responsabilidades intelectuales y materiales de los sucesos, donde la presencia de francotiradores, según testigos oculares, al parecer causó la mayoría de las muertes.

"Hecho a hecho debe ser investigado con minuciosidad y estoy dispuesto a colaborar como ciudadano, como jefe de Estado y como actor de los hechos", afirmó.

Los hechos ocurridos entre el 11 y 14 de abril son investigados por diversas comisiones de la Asamblea Nacional encargadas de depurar responsabilidades. Una de esas comisiones ya pidió la comparecencia de Chávez.

El gobernante señaló que no está "aferrado de manera enfermiza al poder" y que dentro de los caminos constitucionales está dispuesto a someterse a un referéndum revocatorio de su mandato, donde "si pierdo, me voy".

Pidió no "satanizar" el trabajo de los Círculos Bolivarianos, según la oposición brigadas de choque "chavistas" y según el oficialismo organizaciones de participación social.

Sin embargo, Chávez no descartó que "algunos" de estos círculos puedan estar armados al margen de la ley y utilizando esta figura para infringir las normas. "Si un grupo de ellos anda armado está violando la ley, y serán despedidos de la organización de los Círculos Bolivarianos", indicó el mandatario.