Actualidad
LO ÚLTIMO:
Varios civiles y al menos cuatro terroristas muertos en un ataque durante un desfile militar en Irán leer

La Policía gala descubre un arsenal de ETA en una casa cerca de Toulouse

Doble golpe a la banda terrorista en menos de 24 horas. A la detención de once miembros de Batasuna el lunes, se sumó ayer el descubrimiento de abundante material y armamento.

1/may/02 23:10 PM
Edición impresa
PRECEDENTES
Material del robo de Grenoble

Mariano Rajoy dijo en rueda de Prensa en Madrid que el material encontrado en la vivienda está vinculado con las supuestas funciones de logística e instrucción que desempeñaban Lete Alberdi y Karasatorre. Agentes de la División Nacional Antiterrorista (DNAT) y otros efectivos policiales hacen el inventario del arsenal y recogen huellas dactilares y otros elementos. No es la primera vez que la policía encuentra materiales procedentes del robo perpetrado en un polvorín cerca de Grenoble por un comando de ETA, que se llevó 1,6 toneladas de dinamita, 20 mil detonadores y 10 kilómetros de cordón detonante. El pasado 26 de enero, en una vivienda en Serres-Castet, a las afueras de Pau (suroeste), la policía halló entre 700 y 800 kilogramos de dinamita y otros 300 de cloratita. Una pequeña parte de esa dinamita procedía de Grenoble y el resto del atraco a un depósito en Bretaña, donde un comando de ETA ayudado por independentistas bretones sustrajo más de ocho toneladas de dinamita en septiembre de 1999. En la casa de Serres-Castet, que Rajoy llamó entonces el "taller de la muerte" y la Policía francesa una "cueva de Alí Baba del terrorismo", había municiones, lanzagranadas, matrículas falsas, y un sinfín de objetos-bomba, como maceteros, libros, reposacabezas de coche y semáforos. Esa vivienda fue abandonada a toda prisa, tras uno de los tres tiroteos protagonizados por etarras contra gendarmes en el Suroeste de Francia en otoño.

COLPISA, París

Un arsenal de ETA, con armamento, munición y material para la confección de bombas, fue localizado ayer por la Policía francesa en una casa de Castres, localidad situada a unos 70 kilómetros al Este de Toulouse. La vivienda, que había sido alquilada en agosto del año pasado, se encontraba abandonada desde la detención a mediados de diciembre en Auch de los responsables del aparato de cursillos.

Un primer inventario del material incautado en la casa incluye una decena de armas largas, una pistola, 32 granadas y 5 mil proyectiles de diferentes calibres. Entre las armas hay tres subfusiles, otros tantos fusiles de asalto, un fusil ametrallador y varias carabinas. Veinte granadas son de carga hueca y corresponden a un lanzagranadas plegable, también intervenido. Las otras doce son de fusil y permanecían empaquetadas en su embalaje original.

En el registro policial, practicado durante la tarde del lunes y ayer se encontraron además tres cajas de cartón con cordón detonante procedente del robo perpetrado en marzo de 2001 en un polvorín en los alrededores de Grenoble. También se hallaron una veintena de sistemas de relojería, más de 300 detonadores eléctricos y diversos componentes electrónicos para la fabricación de bombas.

Varios cargadores de pistolas automáticas y de rifle Winchester 62 completan el arsenal, calificado de importante por fuentes policiales galas. En la casa también fueron descubiertos cinco teléfonos móviles, disquetes informáticos, agendas, placas de matrícula falsas y documentación redactada en euskera.

La casa es una vivienda de dos alturas situada en pleno casco urbano de Castres, no lejos de una escuela y del cuartel local de la Gendarmería. Había sido alquilada a mediados de agosto de 2001 por Juan Ramón Lete y Lorentza Beyrie, militantes encuadrados en el aparato logístico que fueron detenidos el pasado 12 de diciembre en Auch (80 kilómetros al Oeste de Toulouse).

Una pista obtenida en esta operación, en la que también fueron arrestados Juan Ramón Karasatorre y Aintzane de Orkolaga, permitió localizar la casa, que había sido abandonada por sus ocupantes a finales del año pasado y estaba sometida desde entonces a vigilancia policial.