Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife crítica las formas "nada deportivas" del Extremadura al fichar al ayudante de Oltra leer

"Bajar no sería tan traumático"

Javier Pérez señala que la situación del primer descenso era mucho más inesperada y, por lo tanto, más dolorosa".
1/may/02 14:24 PM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

El presidente del Tenerife habló ayer en los micrófonos de Radio El Día e hizo un amplio repaso a toda la actualidad que ahora mismo vive el club.

Entre otras muchas reflexiones, Javier Pérez valoró lo que supondría para la entidad una nuevo descenso a la división de plata: "El descenso es una circunstancia muy triste, porque ya lo hemos vivido, pero las repercusiones que sufrirá el club van a ser menores a las que vivió en la otra época. En aquella ocasión teníamos un gran equipo y ahora sería todo muy diferente. Lo que sí estamos haciendo es preparándonos por si el descenso se hace efectivo. Tenemos estudiada la Segunda División, el modelo económico necesario, etc... El golpe sería el de la tristeza, eso está claro y no hay duda".

Al máximo dirigente blanquiazul también se le preguntó por la situación económica. Pérez reconoció que con la baja de categoría abría que nivelar el presupuesto, pero dejó claro en todo momento que el club cuenta con recursos suficientes como para salvar la situación: "El ejercicio de esta temporada se tiene que salvar con la venta de un activo del club. Eso se sabía desde el comienzo de temporada y por el mismo motivo no pudimos reforzar la plantilla como en otras épocas. Mientras que las fuerzas de ingresos no sean mayores nosotros sólo podremos tener un equipo importante en Segunda División, que puede aspirar al ascenso e incluso llegar a Primera División".

Javier Pérez apuntó que con la venta de algunos de los jugadores que el club tiene en propiedad se salvaría los mayores problemas económicos: "Con el traspaso de un jugador como André Luiz se rebajaría notablemente el endeudamiento. El club tiene patrimonio como para responder a la deuda con mucho. Dos jugadores del Tenerife pueden estar entre 3.000 o 3.500 millones de pesetas. CajaCanarias está tranquila porque se está cumpliendo los plazos. Jamás hemos sido morosos con esa entidad ni con los jugadores".

Además, en este sentido, el presidente del conjunto blanquiazul adelantó lo que sería una de las principales consecuencias si el descenso se hace efectivo: "Si el Tenerife bajara, el coste de la plantilla también deberá bajar ostensiblemente", sentenció.

Otros de los temas que han girado en torno a la figura del presidente desde hace algún tiempo es su posible salida del club. Pérez se refirió a este tema de la siguiente manera: "Hay amigos muy cercanos a mí, personas querida, que me pidieron en el año del ascenso que yo dejara al Tenerife. Y la opinión que más me hizo estar atento era la de mi familia. Pero la gente tiene que ser responsable y si los accionistas han depositado la confianza para un período de cinco años, debe de ser consecuente con eso".

"No se puede buscar el momento más adecuado para salir -añadió-. Yo sabía que el equipo de este año era muy pobre, con muchas limitaciones y muchas carencias. Para hacerlo competitivo tendríamos que encaramarnos en otro compromiso económico".

En su alocución el presidente comentó que quizás le haya llegado el momento de pensar más en su propia persona, antes que interponer siempre a su figura la propia entidad del Tenerife: "Yo siempre he pensado más en la entidad que en otra cosa y a lo mejor es bueno que empiece a pensar en uno, para compartir más tiempo con la familia. Pero no me gusta especular con este tema".

También habló de su posible sucesor y valoró la opción de que llegado el momento su sustituto estuviera en su propio Consejo de Administración: "Cualquiera de las personas que están ahora mismo en el Consejo de Administración está capacitado para dirigir al CD Tenerife. Cuando las cosas se hacen en grupo resultan bastante sencillas. A veces el que está a la sombra tiene mucha importancia, aunque no acapare la atención".

"Yo no tengo la apreciación personal de que alguno aspire a ser presidente del Tenerife -continuó-, al contrario, no se ven en ese sitio. Ellos se han metido en los momentos más difíciles. He tenido la suerte de saberles explicar que son una pieza fundamental en un Tenerife que tiene que adaptarse a los tiempos modernos. Por ejemplo, tener a un hombre como José Carlos Francisco haciendo funciones de economista en este club es todo un lujo".

Pérez fue más allá: "Si yo mañana decidiese salir del Tenerife y alguno de mis compañeros quisieran seguir, yo no querría interferir. Yo sólo apoyaré a la gente que crea que pueda cumplir con esa función de manera correcta".

También se le preguntó por la futura convocatoria de elecciones: "Las fechas serán este mismo año. En junio no será nunca. No es una decisión mía sino de todo el Consejo de Administración"

El "derby"

"Un derby siempre es distinto -comentó-. Si ganamos en Las Palmas aún tendríamos oportunidad de llegar hasta 41 puntos y ahí gozaríamos quizás hasta de un 50 por ciento de salvarnos. Ninguno querrá perder y los dos saben que el empate no les sirve. En ese sentido será un partido dramático".

El presidente dio un apunte sobre la actitud de sus jugadores: "Estoy seguro que van a intentar ganar el partido del próximo domingo. El resultado va estar en relación al que mejor juegue, no dependerá de quien tenga más jugadores canarios".

En la polémica de los incidentes del pasado domingo, Pérez volvió a ser tajante: "Después de un partido, si el propio periodismo sabe que están sucediendo altercados fuera del Estadio, lo que nos sorprende a todos es la ausencia de fuerzas de orden público, que son las que en realidad tienen autoridad para ejercer. En ese momento pensamos que lo mejor era que salieran por la calle San Sebastián. Allí había 15 ó 16 personas y de ellos 4 ó 5 fueron los que armaron todo el follón".

"Yo no voy a justificar la posición de cualquier futbolista -continuó-, pero me he visto en un situación parecida y no sabes como vas a reaccionar. Para mí es muy triste que un ciudadano una vez acabado su trabajo no pueda salir libremente por la calle".

Calificó la actitud profesional de los dos jugadores de esta manera: "Lussenhoff y Marioni son dos jugadores que lo entregan todo, unas veces les saldrá mejor y otras peor, pero la media es muy buena. Desearía que se hiciese una investigación a los cuatro gamberros, para sacarlos del Estadio y meterlos si es necesario en la cárcel".

El máximo mandatario de la escuadra chicharrera se lamentó de la imagen dada para toda España: "Con la actitud de estas cuatro personas no se puede seguir manchando el nombre de esta cuidad y que no estén catalogando a nivel nacional como tercermundistas y como violentos".

Las frases

La televisión en Segunda

Pérez valoró uno de los aspectos que más influirían en caso de descenso, los repartos económicos por motivo de la televisión: "En Segunda la televisión se negocia igual, pero lo que sí es cierto es que se paga menos, porque los equipos de esa categoría aportan menos al espectáculo televisivo. Cuando se esté en Primera se recupera el contrato que se hizo en su momento. El nuestro es de los más importantes. Esta cantidad puede alcanzar los 1.700 millones de pesetas. Después viene el porcentaje de los partidos de pago por visión, y es ahí donde la mayoría del fútbol no han sabido unirse. Los dos grandes han planteado su negociación. Yo no entraría en ese juego, porque ya que no me valoran mi esfuerzo, ya buscaré la forma de sobrevivir. Prescindiría de esa fórmula y si algún partido me lo quiere comprar alguna televisión pues lo vendo. Si eso los hiciésemos los 17 equipos restantes de Primera, ya verían como se llamaría a los grandes y se haría un reparto más equilibrado".