Internacional

Israel levanta el cerco a Arafat tras la entrega de seis palestinos

Los seis milicianos, requeridos por el Gobierno israelí para retirar a su Ejército de Ramala, fueron trasladados anoche a una prisión de Jericó escoltados por soldados estadounidenses y británicos.

EFE, Ramala (Cisjordania)
2/may/02 23:12 PM
Edición impresa
El presidente palestino, Yaser Arafat, visiblemente desmejorado, atendió la pasada madrugada a los periodistas en su oficina en Ramala, tras la retirada del ejercito de Israel de la localidad, y habló en tono muy enojado contra el asedio de la Basílica de Belén por parte de las tropas israelíes.

La pasada medianoche se levantaba el cerco a Arafat después de que el presidente palestino entregara a los seis palestinos requeridos por Israel.

"¿Por qué estáis aquí?. Id a Belén y contad el crimen que está viendo el mundo en directo con el silencio de la comunidad internacional", dijo Arafat a los periodistas. Al mismo tiempo que el Ejército se retiraba de Ramala, las tropas israelíes destacadas en Belén lanzaban un durísimo ataque contra los alrededores del santuario cristiano que, según dijo Arafat, "es santo para los cristianos y los musulmanes".

Los seis palestinos, cuatro de ellos juzgados la semana pasada por el asesinato de ministro israelí de Turismo, Rejavam Zeevi, el pasado 17 de octubre, fueron trasladados en un convoy de doce vehículos blindados diplomáticos custodiados por agentes de seguridad de Estados Unidos y el Reino Unido, que se encargarán de su vigilancia en la prisión de Jericó.

La salida de los palestinos fue inmediatamente seguida por un movimiento de tanques y vehículos blindados del Ejército israelí en la ciudad de Ramala, según informaron varios testigos.