Gastronomía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Tres nuevas líneas de guaguas mejoran la conectividad de los aeropuertos de Tenerife leer
EL MAESTRO VÍCTOR ROCHA

Cocinero, ¿por qué no?


3/may/02 23:14 PM
Edición impresa

CUANDO SE ESCOGE una profesión como la nuestra, hay que tener las ideas muy claras y tenemos que pensar que no sólo se trata de saber freír un huevo, hacer una tortilla o darle el punto perfecto a unas papas arrugadas.

La cocina abarca infinidad de maniobras, responsabilidades e inquietudes que se convierten con el tiempo en un arte para el que las realiza.

Es importante que nos inquiete el rendimiento económico de todo lo que preparamos y sepamos aprovechar al máximo todo género elaborado y al mismo tiempo inquietarnos también por la subida de los precios y el aumento de los gastos en general para poder hacer una adaptación proporcional y popular a los precios de ventas de todos nuestros platos. Y, si no disponemos de la experiencia suficiente, dejarnos aconsejar por nuestros propios compañeros o nuestros superiores.

Los que nos dedicamos a esto, debemos ser gente abierta a cualquier tipo de información, bien sea positiva o negativa, y poco a poco llegaremos a componer sabiamente cartas y menús de acuerdo con cada estación del año.

Además, hemos de saber servir una comida no reprochable, variada y equilibrada, servida con prontitud y con una presentación apetecible y un tanto especial y personal.

Esto es una pequeña parte de lo que hoy en día se debería de exigir para que nuestra profesión pueda seguir subiendo por la escalera de la evolución y estar siempre a la altura de lo que día a día nos exige nuestro turismo de calidad.

EL MAESTRO VÍCTOR ROCHA