Venezuela

Un vídeo inédito ratifica que Chávez no renunció a la Presidencia durante el golpe

El máximo mandatario venezolano asegura en las imágenes, grabadas con una cámara doméstica, que "yo, constitucionalmente, soy el presidente de este país, según esto que está aquí", haciendo referencia a la Constitución Nacional de 1999.

COLPISA, Caracas
3/may/02 23:15 PM
Edición impresa

La polémica sobre la legalidad del ejercicio que de la Presidencia de Venezuela ejerce Hugo Chávez tras el fallido golpe de Estado del pasado 12 de abril parece aclararse.

El miércoles, la cadena de televisión local "Globovisión" difundió un vídeo en el que el mandatario venezolano asegura no haber firmado la renuncia, tal como informaron los líderes del Gobierno transitorio, presidido por el empresario Pedro Carmona.

En el vídeo, grabado con una cámara doméstica, Chávez asegura: "Yo, constitucionalmente soy el presidente de este país, según esto que esta aquí (haciendo referencia a la Constitución Nacional de 1999)", lo que ratificaría su versión de que nunca renunció, como lo informó el pasado 12 de abril el general Lucas Rincón, inspector en jefe de la Fuerza Armada Nacional.

Recluido

Dicha grabación muestra a Chávez recluido en una habitación de la base militar de Turiamo, a la que fue llevado desde Fuerte Tiuna, su primera reclusión en Caracas. Posteriormente, fue trasladado en helicóptero hasta la isla de La Orchila.

"Vengo a cumplir la misión de trasladarlo a La Orchila", le informa a Chávez el capitán encargado de custodiarlo. Chávez escucha pasivamente al militar, pero le advierte de que lo acompañara después de que almuerce. El vídeo muestra todo el traslado del mandatario hasta la isla, desde donde fue rescatado por militares "leales" la noche del 13 de abril. Chávez retomó el poder el domingo 14.

Antes de ser trasladado a la isla La Orchila, Chávez narra que a primera hora del 11 de abril dio la orden a varios generales para que pusieran en marcha el "Plan Ávila" (que activa a toda la Fuerza Armada), con el objetivo de evitar alteraciones del orden público por la marcha que la oposición había convocado para ese día, y que pretendía llegar al Palacio Presidencial de Miraflores.