Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
PP, PSOE y Cs se unen para suprimir los aforamientos, pese a las diferencias leer

Ilusiones, paripés, desequilibrios y exigencias


5/may/02 12:02 PM
Edición impresa

SABEN LOS LECTORES DE EL DÍA que en esta Casa no somos derrotistas ni tampoco deschavetados. Procuramos huir tanto de la iracundia o el tremendismo como de las manipulaciones sublimadoras. En conse-cuencia, sin apearnos de algunos escepticismos, ninguna prenda nos duele en retomar las ilusiones, en cuanto los representantes de los poderes públicos y de las organizaciones cívicas emprenden iniciativas útiles.

Al hilo de ese conocido talante, siempre abierto por igual a la esperanza y el libre y riguroso análisis de los hechos, colocaremos en el platillo positivo de la balanza a determinados impulsos insulares que signan la actualidad del Archipiélago. Entre ellos, las últimas predisposiciones de la Federación Canaria de Islas (FECAI), el compromiso de la concertación social y los pregonados cambios de modelo de Coalición Canaria.

Cómo celebraríamos el que, lejos de naufragar en el lazareto del paripé, las actitudes en los tres asuntos citados cuajaran en resoluciones exactas, duraderas y ecuánimes. Porque, entonces sí, nos hallaríamos más cerca de finiquitar los desajustes entre las Siete Islas y de que fueran satisfechas por igual las exigencias y necesidades de los ciudadanos de este Archipiélago Atlántico: las sustanciales, al menos. Todas aquellas, de carne y hueso, que trascienden a las estadísticas de dudosa veracidad.

EL IV ACUERDO DE CONCERTACIÓN Social, suscrito el lunes 29 entre el Gobierno Autónomo, las confederaciones de empresarios de ambas provincias y los sindicatos mayoritarios CC.OO. y UGT, es un paso adelante, inicial y seguro, en el camino hacia las efectivas armonizaciones en el conjunto de nuestro pueblo.

Hemos de saludar la definición de un marco, consensuador, de las políticas dirigidas a fomentar el empleo de calidad, la inserción de las mujeres y los colectivos marginados en los puestos de trabajo, la seguridad laboral, las cualificaciones profesionales... y valoramos de plausible el meterle mano a la economía sumergida, lacra que hemos denunciado en tantos Editoriales de EL DÍA. Ya está bien de contratos basura. De fraudes a los individuos y a las familias. De estafas a la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria. De evadir la parte del león de la riqueza generada en esta zarandeada tierra nuestra, cuando no de chascársela afuera y sin atraganto alguno.

Estaremos muy atentos a que el esfuerzo efectivamente participativo de los firmantes del documento, de carácter flexible y no excluyente de otras incorporaciones, demuestre que no degenera en papel mojado. O en un brindis demagógico al sol de las supercherías.

PORQUE PARA INCUMPLIMIENTOS institucionales, ya bastan y sobran los protagonizados por determinadas Consejerías del Gabinete de Román Rodríguez, en su perversa codicia acaparadora. ¿Hasta cuándo el ardid de que el autogobierno ha de ser el salvoconducto que les permita monopolizar competencias que no ejercen con solvencia y que, además, corresponden a las Administraciones Insulares y Municipales?

El máximo órgano de representación de los Cabildos acaba de poner contra las cuerdas a varios de los gatuperios consejeriles. Los de mayor bulto. ¿Por qué las resistencias del Ejecutivo a transferir las funciones en los Servicios Sociales y de Medio Ambiente? ¿A cuenta de qué la cerrazón en avenirse a respetar el calendario y a consensuar los términos del Plan Sectorial de Turismo?

¿Acaso el proceso transferidor, dentro de Canarias, choca ahora con superiores escollos a los que en su día mantuvieron los Ministerios de la Administración estatal? ¿Y tales dificultades las propician gobernantes que se llaman nacionalistas? ¿Con objeto de servir mejor a los ciudadanos? ¿Cómo?

MAS, TOMÁS PADRÓN, presidente de El Hierro, ha explicado que la AHI que lidera se incorpora a CC porque ésta varía el rumbo y comprende que nuestra Comunidad Atlántica debe entenderse como una organización de Islas. Lo que significa que Coalición Canaria abandona la idea de ir hacia un "partido unicista" y estructurado "de arriba hacia abajo".

No rebatiremos la percepción de D. Tomás, quien habitualmente demuestra lucidez política. Y, ya ven, hacemos votos para que las esquizofrenias desaparezcan y sea instaurado el sistema armonizador que supere los desequilibrios en contra de Tenerife. Si sobre éstos aún existen dudas, remitimos a los estimados lectores al debate que publicamos en este número de EL DÍA.