Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
En riesgo naranja Tenerife, El Hierro, La Gomera y La Palma leer

Un delincuente huye esposado de una pareja de la Guardia Civil de Granadilla

Tras intentar meter un turismo contra un bar con el todoterreno que conducía huyó hacia Charco del Pino, donde, por dos veces, casi consigue echar de la carretera a un radiopatrulla de la Policía Local, cuyos agentes pudieron reducirlo tras empotrarse contra una señal de tráfico.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/may/02 9:37 AM
Edición impresa

Un conocido delincuente identificado como G.A.G., alias "El Sali", de 36 años, natural de Granadilla y con más de medio centenar de antecedentes en su haber, escapó, con los grilletes puestos, de una pareja de la Guardia Civil de Granadilla que lo custodiaba, según informaron a EL DÍA fuentes de la 151 Comandancia del Instituto Armado.

Los hechos ocurrieron el pasado martes, cuando una pareja de la Policía Local de Granadilla de Abona detuvo al precitado como presunto autor de un delito contra la seguridad del tráfico. La acción se inició a las 20:45 horas, cuando un todoterreno Niva de color rojo en el que viajaba el precitado empotró otro vehículo contra el citado establecimiento. A continuación, "El Sali" se dirigió por la calle Pedro González Gómez y enfiló la avenida Mencey de Abona de la localidad, perseguido de cerca por un radiopatrulla de la Policía Local que hacía uso tanto de las señales acústicas como de los prioritarios. Sin embargo, el delincuente hizo caso omiso a la señales e intentó sacar de la vía por la que circulaba, la TF - 28, al coche policial. Finalmente, se dirigió hacia el barrio de Charco del Pino, en dirección hacía Guía de Isora, y tras entrar por la calle Charcay remontó la misma en sentido contrario, todo ello con el fin de expulsar al coche radiopatrulla de la vía.

Nuevamente consiguió huir de la Policía Local y enfilar la calle San Luis, colisionando ya en la TF - 637 con un turismo estacionado en dicha vía. Aún así consiguió caminar unos metros hasta quedar empotrado contra una señal de tráfico. Los agentes tuvieron que reducir al precitado, que opuso resistencia al saberse buscado por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 2 de la Capital. Una vez finalizaron las diligencias fue entregado a la Guardia Civil de Granadilla, que tenía que presentarlo ante el juez de guardia, pero su fuga lo impidió. Ayer era buscado de manera intensa por la Benemérita.