Criterios
COMENTARIO NACIONAL FEDERICO ABASCAL

Final de un "happening"


10/may/02 20:58 PM
Edición impresa

EL POLÉMICO REINGRESO DE GÓMEZ DE LIAÑO en la judicatura ha coincidido en el tiempo con el acuerdo entre Sogecable y Telefónica para fundir en una sus respectivas plataformas digitales. Más que de una casualidad cronológica, podría hablarse de una diversión teatral del destino, embromando y uniendo a antiguos personajes en un desenlace distinto al que se pretendía inicialmente en la obra. La trama que se urdió en la anterior legislatura desde altísimos despachos no contemplaba que Sogecable pudiera salir ilesa de la prevaricación dolosa a que le sometió el juez Gómez de Liaño en la Audiencia Nacional ni, mucho menos, que el juez prevaricador fuera a ser procesado y condenado.

No ha seguido este asunto las líneas del guión, al haberse ido desarrollando como un "happening". Si la expulsión de Gómez de Liaño de la carrera judicial intentó repararse por el Gobierno mediante un indulto, que no borraba los antecedentes penales, la supervivencia de Sogecable venía haciendo económicamente insostenible la continuidad de su competidora Vía Digital. Y si el reingreso en la judicatura del juez prevaricador ha levantado un revuelo sociopolítico de enorme resonancia, la absorción de Vía Digital por Sogecable supone el naufragio del proyecto adversativo que ideó el Gobierno del PP en la anterior legislatura. No sorprende por ello la reacción despechada del ministro Alvarez-Cascos, quien en su anterior etapa de vicepresidente había elaborado la doctrina del fútbol como interés general, de la que iba a surgir, pero no surgió, un monopolio televisivo digital, controlado por Telefónica, que entonces actuaba en nombre y al servicio de La Moncloa.

COMENTARIO NACIONAL FEDERICO ABASCAL