Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Disturbios en Vallecas frente a la casa del presunto asesino de un vecino leer
LA MEDIA COLUMNA FRANCISCO AYALA

Desequilibrios que siguen


10/may/02 20:58 PM
Edición impresa

MÁS CLARO QUE EL AGUA quedó, en el "Debate" de este periódico correspondiente al domingo pasado, que el desequilibrio inversor entre las dos provincias de nuestra Comunidad Autónoma no sólo no disminuye, sino que aumenta descarada y lamentablemente a cada ejercicio. El consejero de Economía, Hacienda y otras cosas añadidas, Don Adán Martín, puso toda su buena fe al asegurar que el equilibrio se restablecería y que él poco menos que garantizaba la asignación de recursos para que así fuera. Esa a modo de promesa la hizo el señor Martín a poco de tomar posesión de la Consejería y venírsele encima el aluvión de justas protestas de los que vivimos, y sufrimos a los sucesivos gobiernos, en la provincia de acá. Pero es evidente que Adán Martín ni ha podido ni podrá derribar esa barrera infranqueable, construida en parte por hipocresía, que han levantado en la Isleta los mismos coalicioneros de ICAN quienes, en este propósito, cuentan con la colaboración inestimable de los supuestamente irreconciliables socialistas.

Es de estúpidos creer que quienes propiciaron los mayores desequilibrios con el macro Hospital "Doctor Negrín", vayan ahora a poner una mano para solucionar el desaguisado. Porque precisamente esos dos artífices de la desigualdad y la discriminación, Don Román Rodríguez y Don Julio Bonis, están dentro del actual Gobierno y con el máximo poder. Y, en este panorama de despropósitos, hay quien intenta suavizar la situación echando culpas a voleo sin fundamento alguno. Don Miguel Becerra, viceconsejero de Hacienda, afirma que "Madrid no se toma el mismo interés con las obras de Tenerife que con las de Las Palmas". Y eso no lo puede demostrar. Sí es verdad que "aquí se paran porque hay distinta sensibilidad con el territorio". Aquí lo que hay es más ineptos, más ignorantes, técnicos que hacen la carrera por correspondencia y nulo sentido de la responsabilidad además de una ausencia casi total de vergüenza. Basta con pasar revista, además de a la Sanidad, a las obras de carreteras, al polígono Cabo - Llanos y al tristemente famoso "Intercambiador", sólo algunos ejemplos. Pero no es agarradero lo de las trifulcas internas del Consorcio del HUC. Estas diferencias no tienen por qué influir en la asignación de recursos que piden constantemente los responsables del Hospital Universitario.

Pero el "golpe" más desafortunado de ese "Debate" se lo soltó una persona a la que aprecio, estimo y considero en casi todas las cosas menos en sus salidas irreflexivas: Don José Manuel Bermúdez, vicepresidente del Cabildo Insular y responsable de Sanidad. No puede asegurarse, a la ligera, que "el Estado favorece en materia de infraestructuras a Gran Canaria porque Soria está allí". Eso es una patujada.

Y cuando afirmé al principio de este comentario que los desequilibrios se incrementan, es porque tengo presente el semidespojo de la Unidad de Fecundación del Universitario hacia el Materno de Las Palmas y la abundancia de técnicos canariones y la ausencia de tinerfeños en Obras Públicas. Sólo dos botones de muestra.

LA MEDIA COLUMNA FRANCISCO AYALA