Hora última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Apple apunta a los contenidos y su propia tarjeta de crédito para seguir cautivando leer

El PP fuerza la dimisión de su presidente en Castilla - La Mancha de cara a las elecciones


COLPISA, Madrid
10/may/02 23:30 PM
Edición impresa
COLPISA, Madrid

La dirección del Partido Popular forzó ayer la dimisión de su presidente regional en Castilla-La Mancha, Agustín Conde, en una operación destinada a superar la crisis que atraviesa la organización y recuperar posiciones en las elecciones autonómicas y municipales del próximo año. La renuncia de Conde, que fue inmediatamente incorporado al Comité Ejecutivo nacional, supone la puesta en marcha de una operación política en la que se volcará la cúpula "popular" y el Gobierno para evitar la sangría de votos en la organización castellano-manchega. El PP asegura que todavía dispone de tiempo para poner el partido en disposición de desalojar a José Bono del poder autonómico si logra conservar los votos que obtuvo en las elecciones generales de 2000.

Los responsables del "aparato" de la calle Génova (sede del PP) atribuyen a Conde el retroceso electoral que el partido ha experimentado desde que su predecesor, José Manuel Molina, consiguiera unos buenos resultados en los comicios locales y autonómicos del año 95. En lugar de aprovechar el control del poder local y provincial para desplegar una oposición eficaz desde el Parlamento, Conde obtuvo un rotundo fracaso en los comicios del año 99 y precipitó una crisis interna de la organización que se encuentra en estos momentos profundamente dividida y desmotivada.

Elección

En la tarde de ayer, el comité Ejecutivo nacional eligió a Conde secretario de Estudios y Programas, en sustitución de Francisco Camps que acaba de ser nombrado delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana. Conde explicó su dimisión y posterior nombramiento como el "salto a la política nacional" porque el nuevo cargo le permite formar parte de la dirección del partido y, previsiblemente, concurrir a las elecciones generales como candidato al Congreso.

Fuentes de la dirección popular descartan la candidatura de la concejala de Ciudad Real, Rosa Romero, por su inexperiencia y Adolfo Suárez no aspira a encabezar la lista autonómica en Castilla-La Mancha aunque en el PP cuentan con él para la campaña de apoyo al nuevo candidato. El hijo del ex presidente del Gobierno puede ser el primero de la lista por Albacete a las elecciones generales de 2004.