Internacional

Cinco países de la UE, incluida España, y Canadá acogen a los 13 palestinos de Belén

Italia, Austria, Grecia y Luxemburgo serán las otras naciones europeas adonde irán a parar los activistas de Al Fatah y Hamas a los que Israel considera terroristas. Se trata de un acuerdo de principio cuyos detalles serán fijados durante los próximos días.

COLPISA, Belén
10/may/02 23:30 PM
Edición impresa
COLPISA, Belén

Los 13 activistas palestinos asediados en la basílica de la Natividad de Belén serán acogidos en cinco países de la Unión Europea y Canadá en las próximas horas, informaron anoche fuentes oficiales italianas. España, Italia, Austria, Grecia y Luxemburgo serán los países europeos adonde irán los activistas de Fatah y Hamas a los que Israel considera terroristas.

Durante la madrugada de hoy se esperaba la llegada a la zona de un avión militar británico que iba a recoger a los 13 activistas y llevarlos a Chipre, desde donde deberían salir para sus países de destino. El avión partió anoche rumbo a Israel.

Se trata de un acuerdo de principio cuyos detalles serán fijados durante los próximos días, indicaron las fuentes citadas, que agregaron que la Unión Europea es la madrina de esta operación que sólo puede calificarse como "humanitaria".

De esta manera se resuelve la crisis que se inició el pasado 2 de abril, cuando el Ejército israelí invadió Belén. En el interior de la Basílica hay 123 palestinos refugiados desde entonces y toda la ciudad se encuentra bajo el toque de queda.

La noticia llegó horas después de que se rompieran las negociaciones entre israelíes y palestinos. El problema principal era que no se encontraba ningún país dispuesto a acoger a los 13 activistas.

Los tanques volvieron a cercar la Basílica y los soldados expulsaron a los centenares de periodistas que en los últimos días se habían congregado en un punto situado a sólo 70 metros del recinto.

Según el último acuerdo, 26 activistas viajarán a la franja de Gaza y el resto de los palestinos - unos 80 civiles y policías - quedarán en libertad.

A primera hora de la mañana se concentraron en la plaza del Pesebre, frente a la Basílica, varios autobuses, lo que sugería que la aplicación del acuerdo era inminente. Sin embargo, al romperse las negociaciones los autobuses desaparecieron por donde habían llegado.

Hasta cierto punto es paradójico que los deportables acaben en países europeos puesto que tradicionalmente la UE se ha opuesto a la deportación de palestinos. Los israelíes también se dirigieron a Jordania y Egipto, pero ambos rechazaron la posibilidad de acogerlos.