Santa Cruz de Tenerife

El túnel para salir hacia el Sur desde las Ramblas se acabará en octubre

El subterráneo tendrá dos carriles y una pronunciada curva con velocidad limitada a 50 y 60 kilómetros por hora. Con este trayecto se eliminará el peligro que suponía para los conductores el tener que recorrer un corto tramo de la Autopista del Norte sorteando carriles hacia la izquierda.

DORY MERINO, S/C de Tenerife
10/may/02 23:30 PM
Edición impresa
DORY MERINO, S/C de Tenerife

El nuevo túnel para acceder a la Autopista del Sur desde la avenida Reyes Católicos, que ya se está construyendo a la altura del barrio de Somosierra, estará terminado en octubre, según ha podido saber EL DÍA.

En estos días se está perforando el terreno para colocar las planchas del subterráneo, que contará con dos carriles y, en su primer tramo, tendrá una curva cerrada, por lo que la velocidad estará limitada entre 50 y 60 kilómetros.

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias ha proyectado este paso subterráneo para eliminar el peligro que suponía en los conductores el tener que atravesar un tramo de la Autopista del Norte - sorteando carriles - para incorporarse a la salida hacia el Sur.

De esta forma, los vehículos que salgan de la Ciudad hacia la zona sureña desde la avenida Tres de Mayo, tendrán la posibilidad de elegir, desde bastante atrás, el carril de la izquierda, que les conducirá directamente a ese destino. Y para elegir el mismo fin desde las ramblas, tendrán que ir por su derecha hacia el nuevo túnel que les conducirá hacia el Sur.

Asimismo, en el mismo ámbito, se ha construido un túnel paralelo al paso que existía para ir al barrio de Buenos Aires, con el fin de destinar uno al sentido de ida y otro al de vuelta para el tráfico rodado.

Teniendo en cuenta que el recorrido afectado es una vía arterial de entrada y salida de la Ciudad, todas estas obras se están llevando a cabo sin cortar el tráfico.

Obras Públicas ha ido poniendo los desvíos pertinentes para poder continuar con los trabajos intentando terminar en la fecha señalada. No obstante, los vecinos sufren la incomodidad de las obras, que durarán unos meses más.