Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio descubre la vigilancia masiva por teléfono móvil con aplicaciones preinstaladas leer

Un inspector afirma que antes de fin de año Estados Unidos atacará Irak

El inspector estadounidense de la desaparecida Comisión Especial de las Naciones Unidas (UNSCOM) para el desarme iraquí Scott Ritter asegura que, antes de finales de año, posiblemente en otoño, "Estados Unidos atacará masivamente Irak".

EFE, París
12/may/02 23:34 PM
Edición impresa
EFE, París

"Los planes de batalla para una invasión están preparados. Los bombardeos serán más intensos que durante la operación "Tormenta del Desierto" de la guerra del golfo Pérsico, lanzada tras la invasión iraquí de Kuwait en agosto de 1990, afirma Ritter en una entrevista que ayer publicó el diario comunista francés "L Humanité".

El presidente estadounidense, George W. Bush, "prometió durante su campaña electoral terminar con el trabajo iniciado por su padre en la guerra del Golfo, es decir, acabar de una vez por todas" con el mandatario iraquí, Sadam Hussein, agrega Ritter.

En su opinión, Estados Unidos y el Reino Unido "no pueden arriesgarse a que los inspectores (de la ONU) muestren que Irak no dispone ya de armas químicas o biológicas", pues ello "les privaría de atacar de nuevo" ese país.

Ritter indica que, cuando la UNSCOM abandonó Irak en 1998, ese país "estaba desarmado en un 99 por ciento" de todo tipo de armamento y, en lo que concierne a las cabezas nucleares, "puedo decir que Irak no las posee ya".

Actualmente, añade, no se sabe qué ha pasado desde 1998 y no se conocerá hasta que los inspectores puedan volver sobre el terreno.

Irak afirma que ha eliminado su armamento de destrucción masiva y pide el levantamiento las sanciones internacionales.

Ritter fue acusado por Bagdad, al igual que otros componentes de su equipo, de espiar para Estados Unidos e Israel, por lo que abandonó la UNSCOM meses antes de que todos sus miembros evacuaran Irak en diciembre de 1998, en vísperas de bombardeos masivos de EE.UU y Reino Unido.

Por otro lado, el ministro iraquí de Industria y Minas, Maisar Rija Salah, viaja a Arabia Saudí al frente de la primera delegación iraquí de alto rango que visita Riad desde el fin de la guerra del Golfo de 1991, que puso fin a la ocupación de Irak del emirato de Kuwait.

El diario oficial iraquí Yumhuriya asegura que el viaje es "el primer contacto a alto nivel desde que ambos países comenzaran a normalizar sus relaciones".

El príncipe heredero saudí, Abdulá Bin Abdulaziz, y el número dos del régimen iraquí, Ezat Ibrahim, abrieron el camino a la reconciliación de los dos países con un significativo beso durante la última Cumbre Árabe.