Vivir

Canarias podría servir de experiencia piloto a un dispositivo de emergencia para mujeres

La diputada popular por la provincia de Las Palmas, Bernarda Barrios, propuso ayer al consejero de la Presidencia, Julio Bonis, la posibilidad de implantar un sistema GPS de localización de las víctimas de la violencia doméstica, con la colaboración de la Fundación Telefónica.

EL DÍA, S/C de Tenerife
14/may/02 23:40 PM
Edición impresa

El consejero de la Presidencia, Julio Bonis, se ha comprometido a estudiar la posibilidad de que Canarias sea también escenario de una experiencia piloto de un sistema GPS de localización de una mujer en situación de emergencia que padezca la denominada violencia doméstica.

La propuesta al Gobierno Autónomo la hizo llegar ayer en una entrevista con el consejero la diputada de Partido Popular por la provincia de Las Palmas Bernarda Barrios.

Al término de la reunión, Barrios explicó que la experiencia piloto deberá contar con la colaboración, mediante un convenio, con la Fundación Telefónica, con cuyo presidente, Fernando Villalonga, ya ha establecido los primeros contactos y ya le ha informado de los "resultados satisfactorios" que está dando la misma experiencia en la ciudad de Gijón (Asturias). Barrios ha destacado que Villalonga se ha mostrado conforme con que el dispositivo se establezca también como experiencia piloto en Canarias, e incluso a que el proyecto sea financiado por la propia Fundación, debido al gran número de casos de violencia doméstica que se registran en el Archipiélago.

La diputada por la provincia de Las Palmas precisó que el dispositivo se acciona con un botón que accionaría la mujer en peligro y que grabaría las posibles amenazas e injurias que esté recibiendo en ese momento. En otra de las versiones, añadió, permitirá a los agentes de la Policía Local acudir en su ayuda, puesto el dispositivo permite tener a la víctima localizada geográficamente.

Bernarda Barrios ha valorado que la propuesta "puede ser un paso importante para ayudar a erradicar la violencia sobre las mujeres canarias y un instrumento disuasorio para los agresores". Y ha insistido en la importancia de un programa de este tipo "en uno de los lugares donde más se sufre la violencia familiar".