Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Noche en Blanco se aplaza al 1 de diciembre leer

Juicio contra una mujer de 68 años acusada de asesinar a un amigo en Taco

Los hechos ocurrieron el 17 de septiembre de 2000, después de que la víctima saliera de una sala de fiestas, donde había estado bailando. La acusada mantuvo, al parecer, una relación sentimental de varios meses con el fallecido, a quien supuestamente asestó dos puñaladas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
16/may/02 9:38 AM
Edición impresa

Ayer comenzó en la Audiencia Provincial tinerfeña el juicio con jurado popular por un presunto delito de asesinato del que se acusa a una mujer de 68 años y que supuestamente asestó dos puñaladas a un amigo de 59 con el que había mantenido una relación de 18 meses.

Ésta es la primera mujer que se sienta en el banquillo para ser juzgada por un Tribunal con jurado popular. La Sala de Vistas estaba repleta de estudiantes de Derecho.

El Ministerio Fiscal estima los hechos como constitutivos de un delito de asesinato solicitando una pena de quince años de prisión y una indemnización para los familiares del fallecido de 90 mil euros (quince millones de pesetas). Por otra parte, la acusación particular califica los hechos como un delito de asesinato con la agravante de alevosía, pide una pena de veinte años de prisión y una indemnización de 120 mil euros (20 millones de pesetas).

La defensa solicita la libre absolución para su patrocinada.

Un baile que acabó en muerte

Según consta en el escrito provisional de calificaciones del fiscal, "el día 17 de septiembre de 2000, la acusada, después de salir de su trabajo como celadora en un centro sanitario, se dirigió a su domicilio, donde se cambió de ropa y cogió su coche para dirigirse a la Sala Tercera Juventud Nivaria Latina, en el lagunero barrio de Taco, donde pensaba que podía encontrar a la víctima, de 59 años, con quien venía manteniendo desde hacía meses una relación sentimental y el cual últimamente la rehuía, al parecer desde que consiguiera que la inculpada le prestase 3.005 euros (500 mil pesetas)".

Asimismo, en el citado escrito se dice que "una vez en las proximidades de dicha sala de baile, estacionó su coche en la calle Aguere, a escasos metros de donde se encontraba el de la víctima, dirigiéndose a continuación al lugar donde se celebraba el baile, dónde vio cómo el hombre bailaba con otra mujer".

La acusada - según el acusador público - esperó hasta que, sobre las once de la noche, terminó de bailar y, cuando el hombre se disponía a salir de la sala con su acompañante y otra pareja, le abordó diciéndole que tenía que hablar con él.

El hombre le dijo a sus acompañantes que le esperasen en el bar mientras él iba a buscar el coche y se dirigió a la calle Moisés Alberto esquina con la calle Aguere, siendo seguido por la acusada. "Una vez junto al vehículo de la víctima, la acusada le recriminó airadamente que le gustaran todas las mujeres, que bailara con todas menos con ella y que la quería dejar, pero no era suficiente hombre para hablar de ello. A lo que él respondió que se calmara, sentándose en el asiento delantero izquierdo de su vehículo y la acusada sobre sus rodillas estando en actitud cariñosa durante varios minutos".

Dos heridas de arma blanca

El fiscal sigue argumentando que, "momentos más tarde, sobre las once y media de la noche, la acusada, guiada con el ánimo de producirle la muerte, de manera sorpresiva le asestó dos puñaladas con un arma blanca de más de diez centímetros de hoja monocortante, que no ha sido hallada. El hombre no pudo hacer nada para defenderse, más que golpear en la cara a la acusada, la cual corrió acto seguido hacia su coche, ocultando bajo su blusa el arma utilizada, la cual escondió en su vehículo abandonando el lugar a toda prisa".

La víctima sufrió una herida inciso punzante en la zona yugular con una trayectoria de unos cuatro centímetros de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. La causa de la muerte no fue esta lesión, sino una herida inciso punzante a nivel de la cara anterior del tórax, atravesando las pleuras del pulmón izquierdo con trayectoria de, al menos, diez centímetros. Esta última lesión le ocasionó la muerte sobre las cuatro de la madrugada del día 18, sin que en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias, tras intervenirle quirúrgicamente, pudieran hacer nada por salvar su vida. El acusador público dice en su informe que "la acusada no presenta alteraciones psicopatológicas o patología psiquiátrica, si bien en el momento de los hechos sufrió un estado emotivo de gran intensidad que redujo, parcialmente, su voluntad".

A cobrar una deuda

La acusada, durante su turno de palabra, declaró que "sí conocía a ese señor. La relación duró sobre unos 18 meses. Cuando ocurrieron los hechos ya llevaba unos meses que no salía con él. Me era indiferente que bailara con otras mujeres. Yo hacía tiempo que no lo veía y fui a la Sala Nivaria a cobrar una deuda que tenía conmigo. Trabajaba como celadora en la Residencia de la Candelaria. Ese dinero eran mis ahorros. El dinero se lo entregué de dos veces y él me prometió devolvérmelo. Ese día fui a la sala a reclamarle lo que me debía. Vi su coche y fui a buscarlo. Esperé que se terminara el baile, pero a mí me era indiferente verlo bailar con otra mujer. En la puerta me lo encontré y le dije que tenía que hablar con él, contestándome que no tenía nada de que hablar. Al lado de su coche, lo cogí por el cinturón porque quería marcharse y le dije que no se iba hasta que no me dijera cuándo me iba a pagar lo que me debía".

La acusada, muy segura de sí misma, comentó al Tribunal que la víctima le dijo que "te pagaré con amor, que te gusta más".

Al parecer, la mujer mostró su desacuerdo y el hombre le dijo "no te metas con un gomero que vas a tener un pequeño recuerdo. Me levantó la mano y con las llaves en la mano derecha me partió el labio inferior. No me esperaba esa reacción de él. Entonces, le di una patada donde más le dolía a un hombre y le dije que era un embustero, un mentiroso y un estafador". La inculpada dijo que cuando llegó a su casa el reloj daba las doce de la noche.