La Laguna
SOLEDAD AROZENA *

"Detrás de lo escrito"


17/may/02 14:10 PM
Edición impresa

EL ARTÍCULO "Un paso en falso" inserto este sábado en un periódico local me lleva a dar este paso, madurado largo tiempo. Harta, por reacción, a tantas falacias, torcidas noticias, verdades a medias, planteamientos tendenciosos, con que se engaña a diario a nuestros medios de comunicación. Voy a escribir en mi periódico EL DÍA, que, abierto a todas las opiniones y lectores, publicará mi opinión libre, intentando detectar los argumentos engañosos, que están realmente "Detrás de lo escrito". La manipulación de las noticias se perpetra cada día más en estas pobres Islas a favor de la poderosa CC, dueña casi absoluta de los medios de comunicación, y a la que la gran mayoría sirve bajo los más diversos ropajes y lenguajes.

Y "Detrás de lo escrito" en el artículo "Un paso en falso" no hay más verdad que ser ese escrito la opinión personal, personalísima, de quien lo escribe, y nada más. Y ello en el mejor de los casos, para librar al articulista de seguir consignas.

El paso dado por Don Santiago Pérez en La Laguna para controlar con dos pesos pesados los andares del tránsfuga Noda en el Grupo Mixto Municipal es una decisión política brillante. Y totalmente propia de una oposición bien dirigida y no durmiente. Mucho más que "Un paso adelante", que es como, con sentido común debería titularse el artículo. Los dos concejales socialistas que van ahora al Grupo Mixto comprendo sean temidos como dos torpedos en toda la línea de flotación del submarino con que en la propia casa socialista se prometía entrometerse y a costa de una cuestión interna la Sra. Oramas. Y que esos dos vigilantes tan necesarios y bien puestos por Don Santiago signifiquen la desintegración del pesebre donde proyectaba alimentarse el expedientado Noda.

Acción necesaria porque, ¿quién permite que ladrones, espías y enemigos entren en su casa, y se queda quieto sin tomar medidas? Se pide un imposible. Una conducta que además rápidamente sería tenida por indigna mansedumbre. Por eso la decisión de Don Santiago no ha sido un paso en falso ni una estrategia contraproducente. Sino la debida respuesta en defensa y hombría de bien de quien ha sido atacado. ¿O es que la bajeza del ataque obliga a no defenderse? Aprovecha el articulista una foto de relax de Don Santiago, tomada ése u otro día, y atribuyendo a otros unos "comentarios", monta su artículo.

Ante la estupenda decisión de Don Santiago, y sus motivos y consecuencias, para la ATI lo mejor es disimular y darle la vuelta a la noticia, al haber quedado, para empezar, y como poco, en vergonzante ridículo; perdida la partida por la recién enamorada pareja Oramas - Noda, como veremos en próximo Pleno, con más evidenciado su desconocimiento de los reglamentos, que permiten a cualquier concejal apuntarse al Grupo Mixto.

Y si hubiera de seguir, continuaría en reflexionar cómo desde la ATI se puede criticar el transfuguismo; hablar de integridad en la política; de legislar incluso al respecto para evitar los cambios de chaqueta; de que hay que ser honestos, honrados, coherentes con lo que se pregona a la sociedad; respetar los cargos en que se está. Y por otro lado, con las dos manos, prepararle los sueldos y dietas al tránsfuga. Eso sí son pasos en falso; bochorno; desvergüenza. Y aunque así se reconocen tales vicios en la ATI en un segundo escrito de hoy martes del propio articulista, calificando con la impresentable-conducta de la Sra. Oramas, que compromete el prestigio de su Ayuntamiento, que es de todos, se dice todo ello, sí, pero acaban ambos artículos criticando a Don Santiago. Creando un "todos iguales" y la ceremonia de la confusión. Metiendo, intentando meter, a Don Santiago en el mismo lodazal político. Nada mejor ni más fácil que echarle la culpa al que lo hizo bien, y hasta llegar a decirle, incluso recurriendo a datos biográficos, que se está pasando y que le será contraproducente.

Es a la ATI a la que le resulta contraproducente. Altamente contraproducente, y cada vez más, la actuación política de Don Santiago Pérez, y de toda la renovación socialista que bulle en esta Isla con él. Y no saben cómo silenciarla, cómo minusvalorarla. Cómo llegar a desunirlos. Recurren a todo (y peor será, pues vienen elecciones) pero llegan tarde. En su batalla contra la corrupción y por su honradez y trabajo imparable, Don Santiago Pérez tiene dentro del PSC la plena aceptación y liderazgo insular, y fuera, el reconocimiento de toda la población, aún de la que no le vota. La gente lo sabe.

Por eso es para la ATI y su clientela de medradores el enemigo público número uno. Un árbol que han de estar podando continuamente, porque les crece y crece.

Eso es lo que había, en mi modesta opinión, detrás de lo escrito a que me he referido.

* Abogada

SOLEDAD AROZENA *