Sucesos

Un incendio obliga a desalojar un edificio de Miramar

Las llamas se iniciaron en un cuarto-lencería del octavo piso del inmueble y pudo deberse a un fallo eléctrico, posiblemente en algún aparato domésticos. No hubo que lamentar desgracias personales.

EL DÍA, S/C de Tenerife
17/may/02 9:38 AM
Edición impresa

Un incendio que afectó parcialmente el bloque de vivienda número 32 de la calle Ernesto Anastasio, en la urbanización Miramar, en la Capital tinerfeña obligó parcialmente a su desalojo sobre las 10:30 horas de ayer, tras arder la octava planta del edificio.

El fuego, que se produjo por causas que ahora son investigadas por los bomberos, se inició en un pequeño cuarto - lencería de una vivienda ubicada en el octavo piso, en cuyo interior se hallaba una señora, residente en el domicilio indicado.

Una gran humareda se adueñó a los pocos minutos de la edificación, hacia la que se dirigieron dos radiopatrullas de la Policía Local y dos motoristas. La Policía Local desalojó a los vecinos de las plantas superiores a la afectada por el fuego, mientras que otros inquilinos optaron por abandonar el inmueble por propia voluntad. Los agentes colaboraron de manera especial en el desalojo de dos señoras de avanzada edad y de la propietaria de la casa, que sufrió una crisis de ansiedad.

Los bomberos de Santa Cruz acudieron al lugar de los hechos con tres camiones bomba y una escala, dado que las llamas se encontraban en el último piso, hasta el cual es posible llegar empleando este vehículo. Los bomberos despejaron de humo la vivienda y las zonas comunes colindantes y enfriaron tres estancias del domicilio, que fueron las más perjudicadas por el siniestro. En cuanto al origen, la hipótesis más probable es que se generó a partir de un fallo eléctrico en algún pequeño electrodoméstico, posiblemente una plancha o tal vez una televisor.