Sucesos

Admitida a trámite una querella de Víctor Rodríguez por el "CASO BANGO"

Un auto de la Audiencia Provincial dice que "en ella se relatan unos hechos concretos susceptibles de generar responsabilidad criminal".

EL DÍA, S/C de Tenerife
17/may/02 9:38 AM
Edición impresa

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha admitido a trámite una querella presentada por el constructor Víctor Rodríguez contra el ex consejero de Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Francisco de la Barreda; la abogada Julia Bango, Carlos Obón, José del Toro y José de Armas, por un delito de acusación y denuncia falsa, al considerar que "en ella se relatan unos hechos concretos susceptibles de generar responsabilidad criminal".

En los razonamientos jurídicos del auto emitido por la Audiencia Provincial, fechado el 29 de abril de 2002, pero notificado a las partes el pasado miércoles, se explica además que la querella ha sido admitida a trámite porque a Víctor Rodríguez se le atribuyeron unos hechos sin tener la certeza de que hubiera participado en los mismos, cuestión que, según el documento citado, puede llegar a ser un delito de falsedad, al haberse formulado "una imputación como cierta, pese a tener dudas sobre su realidad".

En el auto, que obra en poder de EL DÍA, se advierte de que todo ciudadano, "antes de hacer una imputación a otro de hechos que pueden ser constitutivos de delito o falta", debe "tomar la precaución de cerciorarse de la verdad de la imputación y no deslizar la misma sin haberse tomado la mínima molestia por saber si es falsa o verdadera, aún cuando lo haga en forma de sospecha o suposición".

De forma irreflexiva

En este sentido, recuerda que en el denominado "caso Bango", a pesar de "haberse practicado una minuciosa instrucción y no resultar acreditada la participación en los sucesos o hechos denunciados de la persona imputada (Víctor Rodríguez) y dictarse resolución acordando el sobreseimiento de las actuaciones", se insistió "vehementemente, a través de recursos formulados contra aquélla, para mantener sus imputaciones".

La Audiencia Provincial estima que en este caso está en juego el derecho a la libertad de expresión e información y a la denuncia como manifestación del derecho a la tutela judicial efectiva, pero también el derecho al honor de las personas, la dignidad de la función pública y de la Administración de Justicia.

Por ello, entiende que "debe admitirse a trámite la querella y practicarse las diligencias de prueba interesadas en la misma". Éstos son parte de los argumentos que la Audiencia Provincial utiliza para aceptar el recurso de apelación interpuesto en su día por Víctor Rodríguez contra el auto del Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife, fechado el 23 de octubre de 2001, y en el que se acordaba no admitir a trámite la querella.